jueves, 30 de diciembre de 2010

Volutas de polen en Notre-Dame


Para Juan Antonio y su laberinto.

Notre-Dame
Libaba hojuelas con miel amarga.
Y entre las volutas azuzaba polen
irredento de futuro y avispa.

Notre-Dame, por favor.
Aroma de círculo.
Concita la redondez de las gárgolas.
Y piensa en mí ante sus puertas.

Y, ante Notre-Dame,
con entumecidos dedos
la sonrisa embebe la nieve
en su incandescencia.
Y de capiteles arde la gesta.






Índigo, de trazos e imágenes.