viernes, 31 de mayo de 2013

Libélula










LIBÉLULA (©Índigo)

No la salvó tu voz de niño pidiendo alimento:
“yo te quiero mucho, mamá, no te vayas.
Me gusta mucho tu comida, sabes, mamá.
¿Quién me hará la comida si tú te vas?”.
No la salvó tu inocencia ni tu zarpa afilada.
La salvó una nube tardía teñida en naranja.
La salvó una escueta línea azul de libélula,
sin alas.








©Índigo – 2013 (nuria p. serrano), de imágenes y trazos. Canciones enlazadas: Il y avait un jardin, de Georges Moustaki, y Alas de Pablo Guerrero.