miércoles, 7 de diciembre de 2011

Salí a la calle









Salí a la calle.
Era de noche.
Una niebla baja lo cubría todo
entre blancos,
engullendo las voces de la gente,
las luces de la calle,
el vaivén de los viandantes,
y los ruidos lejanos de los coches.

Se mascaba un silencio
denso.

Mi tío se está yendo.
Y nada puede hacer
nadie.

Una neblina blanca lo cubre todo.
Menos la seda.
Negra.


Índigo, de trazos  e imagen original y Ana Manotas Cascos del procesado de estas tres imágenes. A mi tío, que ha luchado mucho pero se nos va... para ayudarle de alguna manera en este último lance.