domingo, 2 de enero de 2011

Sueños y deseos y mantra de pájaros


Sueños, Pablo Guerrero, p. 191, Pablo Guerrero, un poeta que canta, Verbum.

Los sueños vuelan altos como pájaros,
los sueños ven la tierra desde arriba,
los sueños tienen ojos transparentes,
los sueños iluminan.


Los sueños son posibles,
Los sueños son posibles,
Los sueños son posibles.

Tus sueños descienden como lluvia,
tus sueños acuden si los llamas,
tus sueños viven más que tu vida,
tus sueños se instalan en tu casa.

Tus sueños son posibles,
tus sueños son posibles,
tus sueños son posibles.

Los sueños están en los bolsillos
de los trajes usados y los besos.
Los sueños eligen las miradas
que en el futuro van a ser verdades.

Los sueños son posibles,
los sueños son posibles,
los sueños son posibles.

Tus sueños son posibles,
tus sueños son posibles,
tus sueños son posibles.





A ti, y a ti, y a ti. A todos los que pasáis por aquí. Gracias por vuestra mirada que dice verdades, por vuestros sueños. Gracias por la sencillez, por la ternura, por el afecto. Y un ramillete de sencillos deseos y brotes de sueños en los bolsillos viejos para que, en 2011, también sigamos colmándonos con lo más pequeño: una flor, un olor, una sonrisa, una lágrima, un sonido, un sabor, un abrazo, un beso. Y aprendiendo a ver con la mirada nueva y trazar el camino de una hormiga dibujando sueños.

Índigo, de imágenes y sencillos deseos.