Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

Coda, Eugénio de Andrade

Imagen
CODA Cuando el ser de la luz sea el ser de la palabra, en su centro arda y suba con la llama (o baje al agua), entonces estaré en casa.

nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de la imagen y de esta versión de un poema de Eugénio de Andrade que puede leerse en portugués en Branco no branco contra a obscuridade, Assírio & Alvim, ISBN 978-972-37-1859-1.

Imagen
Spring colours 7 nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de trazos e imagen.



La alegría no sabe de años 
aunque los años no siempre sepan de la alegría.

Lo esperaban pero nunca llegaba 
pues su destino no era llegar sino esperar.

El único mapa es el viaje. 
Y la única brújula, el poema.





Constante Diálogo, Carlos Drummond de Andrade

Imagen
Hay tantos diálogos

Diálogo con el ser amado el semejante el diferente el indiferente el opuesto el adversario el sordomudo el poseso el irracional el vegetal el mineral el innombrado

Diálogo consigo mismo con la noche los astros los muertos las ideas el sueño el pasado el futuro futuro

Escoge tu diálogo y tu mejor palabra o tu mejor silencio.


También en el silencio y con el silencio dialogamos.
nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de la imagen y de esta versión del poema de Carlos Drummond de Andrade, que puede leerse en portugués en su libro "Discurso de Primavera”.



Imagen
Spring colours 6
nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de trazos e imagen.

Su iris sabía del suave sosiego.
Imagen
Spring colours 5
nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de trazos e imagen.

Camino mientras me hablas: musitas cada palabra, conteniendo, adusta, el gesto. Lentamente la letanía de sílabas me va engullendo Ya soy toda silencio. Entiendo entonces tu estrategia: tan solo quieres mostrarme la geografía del miedo.

Imagen
Extractos de Rostro Precario, Eugénio de Andrade.

Traducción e imagen: nuria p. serrano, Índigo Horizonte 2017.
Texto original: Eugénio de Andrade.

Si hay en la tierra un reino que nos sea familiar y, al mismo tiempo, extraño, cerrado en sus límites y, simultáneamente, sin fronteras, ese reino es el de la infancia. A ese país inocente, de donde se es expulsado demasiado pronto, apenas se regresa en momentos privilegiados -a tales regresos se llama, a veces, poesía.

La seducción de los niños proviene más que nada de su proximidad con los animales. Su relación con el mundo no es de utilidad sino de placer. Los niños no conocen aún los dos grandes enemigos del alma, que son, como dice Saint-Exupéry, el dinero y la vanidad. Estas frágiles criaturas, las únicas que desde el origen están destinadas a la inmortalidad, son también las más vulnerables: tienen el pecho abierto a las maravillas del mundo pero están indefensos ante la bestialidad humana, que, a pesar de tanta tecnología punta, no dis…
Imagen
Spring colours 4 nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de la imagen.