Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017
Imagen
Water 1 nuria p. serrano,  ÍndigoHorizonte 2017 , de la imagen.
Imagen
Y llegó el solsticio. Y los vencejos. ÍndigoHorizonte 2017 , de trazos e imagen.
Imagen
Spring colours 8 Te oí.  Sucumbí. nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017 , de trazos e imagen.
Imagen
Mi amigo   Gabriel Fernández , fotógrafo amateur que fotografía paisajes de San Miguel de las Dueñas y del Bierzo, ha realizado este vídeo con fotografías mías y con la música y la voz de Luísa Sobral, que tanto me habla y me gusta. Ha ido él eligiendo, sin saber  yo   nada, las fotografías que quería incluir y ha enmarcado algunas de ellas y editado y procesado el vídeo. Me resulta curioso ver ahora estas fotos "antiguas" juntas. Todas hablan de mí y de mi forma de mirar y de ver, y de mi aprendizaje en la fotografía. Algunas me siguen hablando hoy; el lenguaje de otras ya me es casi ajeno, pero así las "traduje" en su momento y así han quedado plasmadas aquí. Agradezco a Gabriel su edición, su elección y su "lectura", que también es un "retrato" de su forma de mirar e interpretar lo que ve. En su canal de youtube , podéis ver los vídeos que realiza con sus propias fotografías , e incluso con  cuadros del Prado . Os los recomiendo.

Te miro y no me ves, Maria do Rosário Pedreira

Imagen
Te miro y no me ves. La primavera vigila la floración de las malvas y el girasol retribuye los favores de la luz. Yo me siento donde creo que va a estar tu sombra. Y, como el dolor que persigue la herida, te veo cuando pasas, pero te veo mejor cuando no pasas. Tú no me ves, caminas en la geometría vana de una línea sin puntos; a veces parece que algo te detiene y te viras   –  tal vez entonces me llames dentro de ti, tal vez hasta me mires. Pero no me ves. nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017 , de la imagen y de esta versión de un poema de la poeta portuguesa  Maria do Rosário Pedreira , que puede leerse en portugués en  Poesia Reunida , 1ª edición, Quetzal poesia, ISBN 978-989-722-0470. De   Maria do Rosário Pedreira   (Lisboa 1959), escritora, editora, poeta, llevo traduciendo poemas y trayéndolos al blog desde 2010. Aquí dejo una pequeña muestra: Duerme, amor mío Dime tu nombre ahora que perdí Nómadas Al llegar los vientos

Las estaciones de Bashō, Rosa Alice Branco

Imagen
Todo lo que camina cambia de nombre. Bashō es ahora Bashō. Los árboles toman el nombre de sus hojas. En cada rama el canto de las aves va tejiendo el verdor. Los nombres son dulces cuando el fruto pende. Las cerezas dan sombra a la boca que saborea la sed. Esparcido por el suelo el nombre de los árboles con el sabor del viento en la lengua del crepúsculo. La espuma del aire sobre la rama desnuda donde el nombre no encuentra reposo. Bashō entra en Bashō. Luego dará su nombre a otro caminante. nuria p. serrano,  ÍndigoHorizonte 2017 , de la imagen y de esta versión de un poema de  Rosa Alice Branco   (Aveiro, 1950) poeta portuguesa que acaba de publicar el libro  Il mondo en italiano/O mundo em italiano . El original en portugués del poema que hoy traigo se puede leer en su libro  Soletrar o dia , ISBN 85-7531-122-0. Y estos son algunos de los poemas suyos que he ido traduciendo y trayendo al blog:  La sonrisa de las piernas

La sabiduría, António Ramos Rosa

Imagen
La sabiduría es una especie de ignorancia que solo aprehende lo que es digno de aprenderse.    nuria p. serrano,  ÍndigoHorizonte 2017 , de la imagen y de la traducción de estas palabras de António Ramos Rosa , que pueden leerse en portugués en :  Em torno do imponderável ,  António Ramos Rosa, ISBN: 978-972-8661-87-8, 2012, Editorial L i corne. António Ramos Rosa , (Faro 1924-Lisboa 2013) fue poeta, dibujante y ensayista. En la editorial Pre-Textos, podéis encontrar en castellano su libro Ciclo del Caballo , en edición bilingüe y traducción de Ángel Campos Pámpano . Y estos son algunos de los poemas que, lo largo de los años, he ido traduciendo y trayendo a este blog: Creo en las palabras Quiero dormir en el agua de las palabras Donde los dioses se encuentran Algunos sonidos

Perdonar sin piedad, Herberto Helder

Imagen
perdonar sin piedad,  decía ella (¿cómo puede ser tan hediondo el mundo?) nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017 , de la imagen y la traducción. Poema original de  Herberto Helder , Poemas Canhotos, Porto Editora, 978-972-0-04753-3, Porto Editora, Mayo 2015. Heberto Helder se marchó en 2015, sin hacer ruido. Poeta, traductor, periodista: grande. Y estos son algunos de los poemas suyos que, lo largo de los años, he ido traduciendo y trayendo a este blog: Elegía múltiple Y yo que me olvidé de cultivar... El viento para, las flores caen... Que ningún otro pensamiento me doliese...

Es un lugar al sur, Eugénio de Andrade

Imagen
Es un lugar al sur, un lugar donde la cal amotinada desafía la mirada. Donde viviste. Donde a veces en sueños aún vives. El nombre preñado de agua rezuma en tu boca. Por caminos de cabras descendías a la playa, el mar batía aquellas rocas, estas sílabas. Los ojos se perdían ahogados en el fulgor del último o del primer día. Era la perfección. nuria p. serrano,  ÍndigoHorizonte 2017 ,  de la imagen y de esta versión de este poema de  Eugénio de Andrade  que puede leerse en portugués en  Branco no branco contra a obscuridade , Assírio &  Alvim, ISBN 978-972-37-1859-1. Eugénio de Andrade , seudónimo de José Fontinhas (Beira Baiza 1923, Oporto 2005) fue un poeta, prosista y traductor portugués. Gran poeta, y no solo para la lírica portuguesa, en él todo es esencia y luz, pese a la nostalgia y la tristeza. Os dejo aquí  algunos de los poemas que en su día traduje y traje a este horizonte: Improvisación en la madrugada Introducción al canto

Creación, Nuno Júdice

Imagen
Cansado, el escultor regresa al trabajo, y ve erguirse de la piedra la figura que soñó. Un cuerpo joven, al que dio la desnudez del sol; y un sexo ambiguo, escondido tras un velo que dudó en rasgar como si no quisiese determinar si las formas del busto pertenecían a hombre o mujer. Pero el conjunto tenía un movimiento que obedecía al soplo del deseo y él mismo deseaba que el andrógino se revelase en aquel rostro al que no infundió la expresión final, pues aún buscaba el modelo. Y, en ese momento, supo que nunca terminaría la estatua para que ni él mismo supiese en qué dirección iba su voluntad, y se entregase al vacío de aquellos labios, a la indecisión de los párpados, a unos senos apenas esbozados, como si tuviese ante sí un espejo, y el espejo devolviese a su espíritu la duda sobre sí mismo. nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de la imagen y de esta versión del poema   Criação   de Nuno Júdice , que puede leerse en portugués en A Convergência dos Ventos

Coral, Sophia de Mello Breyner Andresen

Imagen
Iba y venía Y a cada cosa preguntaba qué nombre tenía. nuria p. serrano,  ÍndigoHorizonte  2017 , de la imagen y la traducción al castellano de este poema de  Sophia de Mello Breyner Andresen  que puede leerse en portugués en el libro  Coral , Assírio & Alvim. ISBN 978-972-37-1702-0.  Y estos son algunos de los poemas suyos que en su día traduje y traje a este horizonte: Las personas sensibles Hay mujeres que llevan el mar en los ojos La palabra Regresaré Sophia de Mello Bryner Andresen   (Oporto, 6 de noviembre de 1919 - Lisboa, 2 de julio de 2004) fue una de las poetas portuguesas más importantes del siglo XX. En 1999, se convirtió en la primera mujer portuguesa en ganar el  Premio Camões , el más importante galardón de la literatura lusa. Y, en el año 2003, obtuvo el  Premio Reina Sofía de Poesía Latinoamericana .  En 2005 la editorial  Galaxia Gutenberg  publicó una antología de su obra en edición bilingüe de  Angel Campos Pámpano  con prólogo de  Eduardo

Casa, Al Berto

Imagen
durante la noche la casa gime se agita y el frío  arrecia en el interior  frío   del ojo de tu sombra sentada en la mecedora aparentemente vacía esperas desvelado y sin sueño que la temperatura de la casa se funda con la temperatura incierta del mundo después escribes exactamente esto: el horror de los días se secó entre los dientes y, ronco, plegado hacia el interior de tu propio pensamiento herido, atraviesas las sílabas diáfanas del poema te levantas tarde aturdido para extinguir la luz avivada junto a la memoria de la casa  – respiras hondo para que el hielo se funda y ahogue la vulgar noche del mundo te miras en el espejo te atribuyes un nombre un cuerpo un gesto duermes con el árbol de saliva de las islas  – con un viento que arrastra consigo esta lluvia de fósforo y estos presagios de huesos tranquilos nuria p. serrano,  ÍndigoHorizonte  2017 , de la imagen y la traducción al castellano de este poema de  Al Berto  qu

Ascesis, Daniel Faria

Imagen
Hay quienes yacen sobre la hierba como sombras que duermen sobre túmulos. Tú, en cambio, duermes sobre la muerte la larga ausencia que hay dentro de los poemas. Traducción e imagen: nuria p. serrano,  ÍndigoHorizonte 2017 Poema original de  Daniel Faria . Se puede leer en portugués en Daniel Faria, Poesía, Edición de Vera Vouga, Assírio & Alvim, ISBN 978-972-0-79507-2. Y en Ediciones Sígueme, podéis encontrar tres de sus libros traducidos al castellano por Luís María Marina : De los líquidos , Explicación de los árboles y otros animales y Hombres que son como lugares mal situados .  No es la primera vez que traigo aquí mis traducciones de Daniel Faria (1971-1999) , esa gran voz de la lírica portuguesa. Portugal es el país invitado de la feria del libro de Madrid y Daniel Faria uno de sus protagonistas. Para celebrarlo, hasta el 11 de junio, iré trayendo aquí algunos de los autores portugueses que me han conmovido lo suficiente como para traducirlos. Hoy, Dan

Necesitaba hablarte al oído, Daniel Faria

Imagen
Necesitaba hablarte al oído Posar sobre la rótula del silencio La escritura. Necesitaba tus rodillas. Tu puerta abierta. La indigencia. Y la fatiga. Tu sombra sobre mi sombra Y tu casa. Y la tierra. Traducción e imagen: nuria p. serrano,  ÍndigoHorizonte 2017 Poema original de  Daniel Faria . Se puede leer en portugués en Daniel Faria, Poesía, Edición de Vera Vouga, Assírio & Alvim, ISBN 978-972-0-79507-2.
Imagen
Cuando la muerte vino a buscarte, yo aún rezaba. Era mi rezo  un monótono cántico que te cantaba. Luego, llegó la tarde y llegó la noche y la mañana. Tú ya no estabas. En el cuarto pequeño su voz temblorosa rasgó mi mirada. Desde entonces  te canto y, aunque todo es ya rictus de un recuerdo vago, aún sigo trazando el pétalo blanco de nuestro abrazo.  nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017 , de trazos e imagen.