miércoles, 15 de junio de 2011

Ella


Ella. Me pierdo en el azul de sus marrones. En ella siempre encuentro el añil. Ella me hace soñar como, a pesar de tanto, hoy también sueño. ¿Será que soy una soñadora, más allá de ella y sus marrones? No sé. Serán sus ojos que me transmiten sueños. 
¿Y tú, te atreves a soñar?
Índigo, de los trazos. Imagen tomada por un familiar.