Entradas

Mostrando entradas de 2018

Metamorfosis

Imagen
Con mis mejores deseos para un 2019 sosegado y pleno.

Sol invictus

Imagen
¡Feliz solsticio!

Imagen

Poemas zen (III), Herberto Helder

Imagen
Si arrojas agua, pensarás que las montañas se mueven;
si levantas el velo, verás la fuga de los precipicios.

Nuria Pérez Serrano, ÍndigoHorizonte 2018, de la traducción y la imagen. Herberto Helder, en O Bebedor Nocturno, del original.

Poemas zen (II), Herberto Helder

Imagen
Las colinas son azules por sí mismas; por sí mismas, blancas son las nubes.


Nuria Pérez Serrano, ÍndigoHorizonte 2018, de la traducción y la imagen. Herberto Helder, en O Bebedor Nocturno, del original.



Poemas zen (I), Herberto Helder

Imagen
Las palabras no hacen al hombre comprender, es preciso hacerse hombre para entender las palabras.


Nuria Pérez Serrano, ÍndigoHorizonte 2018, de la traducción y la imagen. Herberto Helder, en O Bebedor Nocturno, del original.





Autumn sweet harmony II

Imagen
Recoge flores y su perfume aromará tu atuendo; vierte agua y en tus manos estará la luna.
Nuria Pérez Serrano, ÍndigoHorizonte 2018, de la traducción y la imagen. Herberto Helder, en O Bebedor Nocturno, del original.

Autumn sweet harmony I

Imagen
El rincón más lejano de las montañas guarda un tesoro
para quien jamás lo busca.

Nuria Pérez Serrano, ÍndigoHorizonte 2018, de la traducción y la imagen.
Herberto Helder, en O Bebedor Nocturno, del original.

Imagen
Primero, inventaste la sed. Para morir sediento. Luego, el miedo. Para no beber.
Nuria Pérez Serrano, ÍndigoHorizonte 2018, de trazos e imagen.

La mañana mueve la piedra sin raíz, Daniel Faria

Imagen
La mañana mueve la piedra sin raíz
su reposo de árbol en flor.
Cualquier astro es menos que el reposo
de una piedra en flor.

Traducción e imagen de Nuria Pérez Serrano, ÍndigoHorizonte 2018. Poema original de Daniel Faria, (Inédito).

Dejo el cuerpo a la sombra de la flor más alta, Daniel Faria

Imagen
Dejo el cuerpo a la sombra de la flor más alta
alrededor de una lámpara
apagada. Enciendo la muerte.
Soy un hilo perpendicular, una nube
que pasa.
Una casa abierta y cerrada.

Traducción e imagen de Nuria Pérez Serrano, ÍndigoHorizonte 2018. Poema original de Daniel Faria, (Inédito).

Soy gemelo de mí, Daniel Faria

Imagen
Soy gemelo de mí y todo
lo que soy es
distancia.
Estoy sentado sobre mis rodillas
aislado.
Lo que me une
es un rumor.
No descanso. Soy urgencia
de otro espacio. Y podría velarme
lejos
de los hombres como si en ellos
me adormeciera.

Traducción e imagen de Nuria Pérez Serrano, ÍndigoHorizonte 2018. Poema original de Daniel Faria, (Inédito).
Imagen
Izándose entre el adobe,  el eco de la luz repetía: “Me lo dijeron las ruinas. Pero los hombres lo olvidan. El dinero es un objeto  cuyo único valor es compartirlo”.
Índigo Horizonte 2018, de trazos e imagen.

Paréntesis, Casa Frágil, Ida Vitale

Imagen
PARÉNTESIS, CASA FRÁGIL

Cuando la cerrazón arrecie abre paréntesis, signo tibio, casa frágil que no tiene más techo que el cielo imaginado (aunque sea adusto, ácido, aciago, si es otro quien lo abre),
piensa dos manos que protejan tu rostro, de veras miren dentro de ti, agrupen sol contra el invierno sol y solvencia humana.
Aunque debas cruzar  bosques de tiempo, pisar tantas hojas secas en el suelo de la memoria, cuidar no ser tragado por zanjas de sorpresiva erosión, búscate en el paréntesis, como en palabras para siempre calladas.
Nuria Pérez Serrano, de la imagen. Ida Vitale, del poema. 

La poesía de Ida Vitale, recién galardonada con el Premio Cervantes, va a la esencia y su voz resuena. Este poema suyo que traigo hoy se puede leer y escuchar en el audiolibro La Voz de Ida Vitale, Poesía en la Residencia, que publicó la Residencia de Estudiantes en 2016, año en que fue galardonada con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. A los que aún no la conozcáis pero os guste la poesía medular y de imp…

Ver, António Ramos Rosa

Imagen
Ver y ya no ver a ras del suelo a ras de la página
El fulgurante espacio de un instante y el surco que inscribo y desaparece y luego olvido en la blancura
Pero es preciso acabar la frase saludando con las antenas de un insecto al viento que en la hoja centellea viniendo de la nada puntiaguda esparcida con todo el amor del aire vacío

Poema original de António Ramos Rosa, extraído del libro Numa folha leve e livre, Traducción e imagen de Nuria Pérez Serrano, Índigo Horizonte 2018.
Imagen
Imagen

Escogí la tierra, António Ramos Rosa

Imagen
Escogí la tierra para dormir húmeda bermeja dura nunca formé una palabra nunca encontré la salida
Estoy vivo o estaré muerto o estaré más allá abierto entre las constelaciones salubres de una gruta de venas vivas
Ya sin andamios el poema dilacerado como un nervio ha de acoger a ras del suelo un ramo quebrado una hormiga la baba de un caracol
La palabra que nunca fue dicha no será flecha sino herida feliz entre los dos polos del arco que une el deseo al silencio de la luna
Nuria Pérez Serrano, de la imagen, y de esta traducción del poema de António Ramos Rosa cuyo original, Escolhi a terra para dormir se puede leer en portugués en: Numa folha, leve e livre, António Ramos Rosa, Lua de Marfim.
Imagen
J'entends des bruits lointains. Et, soudain, meine kleine Nachtmusik. Mais mes yeux regardent les ailes de libellules que j'ai prises dans la rivière tout à l‘heure. L'une s'envole et atterrit sur mes paupières. Je vois mes doigts la prendre tout en douceur avant qu'elle ne parte trop loin. Et l'écho de murmurer : « Prise et cassée, ça ne va pas, toi ? ». Mais l’aile est têtue et, comme elle m'y incite, je la dépose sur la page de mon cahier pour qu'elle côtoie l'autre qui, muette, l'attend, d’un air félin.





Todos los nombres llevan a tu nombre

Imagen
Hay poemas donde nos sentimos en casa.
Para mí, este poema de Antonio Gracia, es uno de ellos. 
Agradezco a Antonio el afecto, la generosidad, 
y los versos.

El poema entero, en su voz, se puede leer y escuchar aquí.
Imagen
En primavera, los almendros me dieron un nido y unos pétalos, pero mi corazón decía: "Aún no". En verano, la rosa del pequeño príncipe me miró: "aún es vuestro el nombre y el cántico. 
Corta mi tallo en flor".

Imagen
Es otoño. 
Tu melancolía se viste de lluvia fina.
Lees De senectute
Súbita se abate sobre ti la rama del árbol 
mientrasla rosa marchita te invita a libar sus pétalos
y Bach suena
a lo lejos.

O teu rosto, António Ramos Rosa

Imagen
Soñé tanto con un cuerpo ardiente
entre el fragor de los monstruos y la mudez de los muros
que mi sudor modeló los espectros del mundo
y las funámbulas figuras de mi deseo errante

Me perdí tantas veces en la desesperación del laberinto
en la soledad de la sed y en el fondo de un túnel
que me sentí incapaz de esperar el nupcial encuentro
que me liberaría de los círculos infernales

Pero te encontré más allá de la niebla
con el fulgor oval de un comienzo puro
y con la fragancia de tus ojos matinales

En el ardoranimal mi sangre subía
y en tu rostro veía una rosa azul
y en tus labios un sueño de inteligencia blanca
donde volaban dos aves en la penumbra de las fronteras

Veo tu rostro cotidiano
como si la penumbra 
tuviese ojos
o como si las raíces pudiesen ver
a través de la sombra

Estoy en el humus de la casa
en el humus del silencio
y veo a través de las vértebras
de una luz subterránea
tu rostro de tierra

Hay siempre muros y muros
y la niebla de los días
mas tú eres una llama
sobre la mesa puesta 

Llega la noche y l…

En la extrema claridad, António Ramos Rosa

Imagen
Leve prodigio vegetaciones dispersas de calidad incierta mas feliz
Ella aparece cuando aparece ella fluye se desliza se eleva y el temblor es exacto en su ápice Un ala dispersa los nombres el haz se hila hasta la blancura su desaparición es vertical
Una vibración suave (tal vez ella) de la luz en la exactitud completa Quien la conoce conoce la simplicidad extrema la desnudez de la claridad primera
Se estremece se estremece cuando la vibración del mundo se refleja en otra luz incierta que la reclama en su cuerpo incierto
Si es aquí el cuerpo la exaltación de la tierra el centelleo de un cuerpo sumergido aceptación del agua en la transparencia tranquila de otras palabras que se inclinan
El temor de sus ojos el temblor de su cuerpo las líneas paralelas sombrías donde se oculta el seno y el agua viva
Se reparte se divide mas entera se extiende entre las columnas prosigue un viaje inmóvil en una nube
Si la figura atraviesa los declives desciende los peldaños hasta la luz más rasante si leer ahora es el vestido y la sombra …
Imagen
Traducir, según la RAE, del latín traducere, es "hacer pasar de un lugar a otro". Sostienen algunos que traducir es imposible, y más aún en poesía: una labor condenada al fracaso, o a la traición, como otros afirman.

En mi opinión, se equivocan ambos. Cierto que toda traducción es perfectible y no es sino una lectura y, por tanto, una interpretación. Cierto que la traducción de poesía es difícil y, a veces, inabarcable. Ahora bien, sin los puentes entre distintos idiomas, lenguajes y músicas, la comunicación sería aún más imposible de lo que ya es en sí misma. Y eso, para mí, también es así en la traducción de poesía. Hay pautas que permiten captar la música de otros. Y, en ocasiones, tenemos la dicha de verlas y plasmarlas con su nombre exacto. Pero, incluso cuando no lo logramos, el interés de una traducción digna de así llamarse -como el de la vida- no está tanto en la perfección, sino en su perpetua búsqueda.

Y ahora ya os dejo con las palabras que, en 2015, buscaban la mú…
Imagen
Interrumpo hoy mi homenaje a la traducción para contaros que Chelo de la Torre y Asunción Caballero ya han publicado el tercer número de su revista digital  ASCHEL DIGITALen el que he colaborado con algunas fotografías.  Aquí dejo una de ellas:

Imagen
Hay libros hermosos donde la poesía es un latido y la traducción, su pulso: De la simple existencia, por ejemplo.

De la simple existencia, Antología poética de Wallace Stevens, selección y traducción de Andrés Sánchez Robayna. Galaxia Gutenberg, 2003.




Imagen
El horizonte cabe en un grano de arena.

Hoy, con estos trazos e imagen, pretendo rendir homenaje a un gran libro con la poesía de un gran autor traducida por un gran traductor: 
Ver un mundo en un grano de arena (poesía), de William Blake
en la edición bilingüe y traducción de Jordi Doce
Os lo recomiendo.
Imagen
Às vezes o silêncio é tão brutal silêncio que nem mesmo a posição fetal serve de recolhimento.
Traducción de Rosa Alice Branco, el 23 de julio de 2018, de unos trazos míos escritos en septiembre de 2013y "revisitados" por mí tras su propuesta:

A veces el silencio es  tan brutal silencio  que ni siquiera la posición fetal sirve de recogimiento.


Hoy, 30 de septiembre es el Día de la traducción. Si bien todos son días de la traducción cuando traducir es oficio y pasión, aprovecho la celebración para hacerle un hueco especial esta semana. Y comienzo con ésta al portugués. Este verano he estado trabajando en la traducción de los poemas del último libro de Rosa Alice y, en el intenso diálogo que mantuvimos para ir vertiendo al castellano algunos de los poemas, se "coló" inesperadamente esta traducción que hizo para mí.
Fue una situación inesperada que me alegró -por lo que de hermoso tiene convertirse en "traductora traducida"- y me volvió a recordar los puentes que se t…
Imagen
Un  poema de Antonio Gracia,  en mi voz. Podéis leerlo y escucharlo en la suya aquí.
Imagen
Vernügte Ruh
Imagen
Varados ante el horizonte 
somos el instante infinito 
en que cielo y arena
se anegan.
Imagen
Como álamo alto  clamando por tu candor así va el mío,  buscándote.
Imagen
Contemplamos el horizonte 
y caminamos 
juntos 
por la línea del agua.

Claudia

Imagen
Toda fotografía -como toda traducción- es una versión. Por eso, cuando tomamos la cámara para hacer un retrato, en el rostro del retratado también quedan reflejados la mirada del retratista y -si lo tiene- su imaginario. Para el mío, el rostro de Claudia tiene un no sé qué que queda balbuciendo. Aunque quizá esa solo sea mi interpretación.
¿Dónde acaba y empieza la versión?  È un vero mistero.  Et c'est bien comme ça. En tout cas, grazie, cara.
 Et bon voyage.

Imagen
La isla VII

Volví a la isla. Anduve por las majadas y los prados. A la orilla del río, junto al barro, múltiples mariposas me rodearon. Volaron unos segundos. Después caminaron. Me senté a su lado. Se sucedían sus pasos. Parecían beber pisando el barro. Absorta en su observación, estuve un buen rato. De vuelta en la cabaña, un rumor callado: cinco de agosto. Por primera vez había olvidado el cuatro. Perdóname, padre. Ya no soy huérfana. He necesitado cuarenta y un años para lograrlo.

Imagen
La isla VI

Imagen
La isla V



Imagen
La isla IV

Imagen
La isla III