lunes, 20 de marzo de 2017




No sé explicarte por qué aún te labran mis manos.
Toco la tierra y crecen en mis dedos tus labios
y beso, lúbrica y leve, los pétalos del almendro
que en el aire van dejando húmedos ríos blancos.

nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de imagen y trazos.