A los amigos, Eugénio de Andrade


A los amigos (Trad.: ©Índigo-2013. Orig.: ©Eugénio de Andrade)

A los amigos amé

rendido en ternura 
deshojada;
unos iban, otros venían;
a ninguno preguntaba 
por qué partía,
por qué se quedaba;
era poco lo que tenía,
poco lo que daba,
más bien solo quería
compartir
la sed de alegría 
por más que amarga.

©Índigo – 2013 (nuria p. serrano), de las imágenes y de esta versión del poema de ©Eugénio de Andrade que puede leerse  en portugués en Coração do dia, Mar de Setembro, Assírio & Alvim, ISBN 978-972-37-1666-S.







Comentarios

  1. a sequencia fotográfica ficou um belo texto sobre silêncio, espaço, afeto... o poema me traz uma sonoridade pendular, um pesar. belíssimo diálogo. como sempre, tuas fotografias transpiram sentimentos.

    beijos, querida!

    ResponderEliminar
  2. E X C E L E N T E ! !
    Que imagenes tan refrescantemente deliciosas y que manera tan magnífica de ilustrar estos versos de Eugénio de Andrade.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Duele el corazón amar así, un beso.

    Es precioso el poema , enhorabuena¡¡

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, así es y así son. Existen amigos que van, que vienen, de fiesta, de estar. Una amiga muy querida, muy sabía, de hermosos ojos azules me enseñó, que existen los amigos circunstanciales. Ella yo sé, no será de ese grupo, porque pertenece al otro, del que siempre caminará a mi lado.
    Besitos mi Nuria. Bellas las palabras de Andrade y las fotos ¡qué decir!.

    ResponderEliminar
  5. Magnífico post!
    Bello poema y excelentes imágenes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Eugenio e os amigos, tudo a ver


    beijo

    ResponderEliminar
  7. Mi querida amiga, está usted que se rompe. Que barbaridad, como me gusta esa secuencia en la que desde un punto de partida se alcanza otro mucho más cercano, mucho más entrañable.
    Un placer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Espectacular secuencia de imágenes y del poema ... qué decir?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hermoso poema y la tercera foto me gustó.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Un acierto de poema de Andrade y de tomas secuenciales para contar e ilustrar sus palabras.
    Me quedo con la segunda toma.
    Un abrazo, Indigo.

    ResponderEliminar
  11. Preciosa secuencia que nos va revelando poco a poco su belleza, la tercera es mi favorita, Genial! Tú tienes mucho para compartir!! Besos!

    ResponderEliminar
  12. Me quedo con la primera, parece un fotograma de "La dolce vita"

    Genial.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Coincido con el comentario anterior, esas imágenes me recuerdan a las antiguas películas italianas. Es todo un acierto el B/N, y no menos lo es el poema que las acompaña.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Sueño de un día en que mis neuronas estén en estado para comentar como se lo merecen tus publicaciones....Me gusta mucho el texto...me gustan mucho tus fotos...mi preferida la tercera, por su atmósfera tirando a surrealista...

    ResponderEliminar
  15. ESTAS LETRAS ME HICIERON SENTIR EXTRAÑA A LA AMISTAD.
    BESOS

    ResponderEliminar
  16. Me gusta como has representado las imágenes.La ultima....Genial!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Todas son buenas pero la primera... genial.
    Un placer volver por tu casa.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Todas son buenas pero la primera... genial.
    Un placer volver por tu casa.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Precioso el poema y muy bonitas estas fotos de playa urbana de Lisboa que no conozco. Unos blancos y negros muy bonitos, me gustan especialmente la segunda y tercera.

    Saludos

    ResponderEliminar

  20. Fabulosa secuencia fotográfica, con un blanco y negro espectacular.

    · besos añiles

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.

Entradas populares de este blog

Ruiseñor y autoabrazo

Desde Granada

La traducción... según Juan Gelman

Aprendiz de viajero, Al Berto

Los verdaderos poemas son incendios, Vicente Huidobro