jueves, 31 de marzo de 2011

Cuanto Más Amada Más Desisto, Natália Correia



De amor no queda nada más que un rubro
y cuanto más amada más desisto:
cuanto más me despojas más me cubro
y cuanto más me escondo más me avisto.

Y sé que más te enredo y te deslumbro

porque si más me ofusco más existo.
Por dentro me ilumino, sol oculto,
por fuera te humillo, cuerpo místico.

No me azores. Muerta estoy en maridaje

de tus besos. Etérea, a mi linaje
ni tus celos amantes lo remueven.

Mas cuanto más en nube me desplazo

más de tierra y de fuego es el abrazo
con que en carne anhelas asirme joven.

----------------

Índigo (nuria p.serrano) de la imagen y de esta versión al castellano del soneto Quanto Mais Amada Mais Desisto, de Natália Correia, en "O Dilúvio e a Pomba".
----------------

domingo, 27 de marzo de 2011

En el oscuro deseo, Vasco Graça Moura



En el oscuro deseo,
en el incierto silencio
en el vagar repetido
en la súbita canción

que nace como la sombra
del día agonizante,
cuando palidece
el exterior de las cosas,

y cuando no se sabe
si por dentro se adormecen
o vacilan, y cuando
se prefiere no llegar

a saberlo, a no ser,
presintiéndolas, por
un momento, en el filo
indecible de lo oscuro.

Vasco Graça Moura, en "Antologia dos Sessenta Anos"

Índigo (nuria p.serrano) de la imagen y de esta versión del poema de Vasco Graça Moura.


sábado, 26 de marzo de 2011

Abrir los ojos, con António Franco Alexandre




Un día abres los ojos y descubres
los inexactos cuerpos mezclados
y te quedas sin saber de qué manera
a este extraño centauro dar nombre.
ya te pasmó la lumbre, cuando viste
una lengua en el sueño de la saliva,
y te reíste, al ser tan blanca la sangre
que en los confines de la noche dormía.
Ahora es tu cuerpo el que busca
al borde del bosque, una hoguera
donde adoptar las manos forma humana
y resolver al fin, mas para siempre,
si ser el sacro emblema del horror
o el primer verso de un poema


Duende
Assírio & Alvim, 2002




¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨

Índigo (nuria p.serrano), de las imágenes y de esta versión del poema de António Franco Alexandre, que leí gracias a Primera Pessoa, blog de Crónicas de Roberto Lima, un lugar donde palabras, música y poesía te hacen abrir los ojos. Obrigada, Roberto.


¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨


viernes, 25 de marzo de 2011

Beijo, Jorge de Sena



Un beso en labios es demora
y temblor al abrirse a dientes lenguas
tan penetrantes cual lenguas ser pueden.
Mas beso es más. Es boca ávida y abierta
llenándose de lo que se mueva en otra.
Es dientes apretándose delicados.
Y lengua que en boca agitándose
irá de un cuerpo entero a descubrir sabores
y, sobre todo, lo que se oculta en sombras
y escorado entre cabellos vive.
Es beso todo lo que de labios sea
cuanto de labios se desea.

____________________________

Índigo (nuria p.serrano), de la imagen y de esta versión de un poema de Jorge de Sena.

jueves, 17 de marzo de 2011

Mayo lluvioso, Irene Lisboa

De este lado oía gotear sobre las piedras.
Eco de la ciudad ...
Del otro veía la lluvia en el aire.
Perpendicular, fina,
Tomaba cuerpo, se erguía frente a las enredaderas del jardín.
En el suelo, cuando caía, abría círculos en los charcos brillantes, ¿ya formados?
¿Hay cosa más bella que este batir de agua en agua?

Una gota cae
Y forma una rosa... un movimiento circular, que se explaya.

Viene otra gota
Y nace otra rosa... y ¡Así siempre!

Nuestros ojos desconsolados,
sin alegría ni tristeza,
van viendo tranquilamente formarse las rosas,
brillar y moverse el agua...

Índigo (nuria p.serrano) de esta versión de un poema de Irene Lisboa.

martes, 15 de marzo de 2011

De gárgolas y horizontes rasgados...


Hay veces en que hasta el horizonte parece desviarse. Entonces hasta las gárgolas se retuercen en sus cimientos y quieren arrancarse de la piedra madre que las cobija para aullar sus silencios de siglos y penas. Ocasiones hay en que el dolor se incrusta hasta en la mismísima piedra y el verdín ya no arropa angustias ni penas. Entonces, Notre Dame querría inclinarse, desvanecerse y hacerse pequeña para arrullar, con cada una de las voces, caricias y desgarros que sus muchas piedras encierran, tanto amasijo de gritos y ausencias, y enjugar, con su inmenso abrazo de piedra, cada lágrima amarilla y densa.




Índigo, de trazos e imágenes.

sábado, 12 de marzo de 2011

Génesis, Jorge de Sena



De mí ya no hablo más: no quiero nada.
De Dios ya no hablo más:  no queda abrigo.
No hablaré tampoco del mundo antiguo,
pues nace y muere en cada madrugada.

Ni de existir, que es vida traicionada,
para sentir el tiempo andar conmigo;
ni de vivir, que es libertad errada,
y huye todo Amor cuando lo persigo.

Y la justicia ...-¡Cuántos que eran nuevos
en vano esperaron, pues no la vieron!
Y la eternidad.. ¡Transfusión de pueblos!

No hay verdad: el mundo no la esconde.
Todo se ve: mas no se sabe dónde.
Mortales o inmortales, todos mintieron.

Índigo (nuria p.serrano), de la imagen y de esta versión del soneto de Jorge de Sena titulado Génesis.

viernes, 11 de marzo de 2011

Allée André Breton y Facteur Cheval



Nosotros los pájaros que tú cautivas siempre desde lo alto de estos miradores
Y que noche a noche no somos sino una rama florida y tus hombros para los brazos de tu carretilla bien amada
Que nos desasimos más vivos que las centellas de tu muñeca
Nosotros somos los suspiros de la estatua de cristal que se yergue cuando el hombre duerme
Y unas brechas brillantes se abren en su lecho
Brechas por las que poder percibir ciervos con cuernos de coral en un claro del bosque
Y mujeres desnudas en lo más profundo de una mina
Te acuerdas tú te levantabas y luego descendías del tren
Sin una mirada para la locomotora presa de las inmensas raíces barométricas
Que se queja en la selva virgen de todas sus calderas laceradas
Sus chimeneas humeando jacintos y agitadas por serpientes azules
Nosotros te precedíamos entonces bajo las plantas sujetas a metamorfosis
Y noche a noche hacíamos signos que el hombre puede descubrir
Mientras su casa se desmorona y él se turba ante los efectos dominó singulares
Que busca su lecho con los pasillos y la escalera
La escalera se ramifica indefinidamente
Lleva a una puerta de heno que de repente desemboca en una plaza pública
Dorsos de cisnes hacen de ala abierta para el pasamanos
Se retuerce sobre sí misma como si fuera a morderse
Pero ante nuestros pasos se contenta con abrir sus escalones como cajones
Cajones de pan cajones de vino cajones de jabón cajones de espejo cajones de escalera
Cajones de carne con empuñadura de cabellos
En esta hora en que miles de patos de Vaucanson atusan sus plumas
Sin girarte, tomabas la paleta con la que moldear los senos
Te sonreíamos tú nos tomabas por el talle
Y adoptábamos las actitudes de tu gozo
Inmóviles bajo nuestros párpados para siempre, como a la mujer le gusta ver al hombre
Después de haber hecho el amor.


______________________

Índigo (nuria p.serrano), de las imágenes y de esta versión al castellano del poema Facteur Cheval, de André Breton.


______________________


martes, 8 de marzo de 2011

Inscripción en la arena, Cecília Meireles



Mi amor no tiene
importancia ninguna.
¡No tiene el peso ni
de una rosa de espuma!

¿Deshójase por quién?
¿Para quién se perfuma?

Mi amor no tiene
importancia ninguna.

Índigo (nuria p.serrano) de las imágenes y de esta versión del poema Inscrição na areia de Cecília Meireles.