miércoles, 19 de diciembre de 2012

Se va...







el otoño 
y llega 
con escarcha 
en las manos 
el invierno.






(Puedes agrandar las imágenes haciendo clic en ellas)



© Índigo, de trazos e imágenes.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Oasis, Sophia de Mello Breyner Andresen





OASIS
Traducción: nuria p. serrano, Índigo Horizonte 2012
Original: Sophia de Mello Breyner Andresen

Penetraremos en el palmar
El agua será clara la leche dulce
El calor será leve la sábana blanca y fresca
El silencio estará desnudo – el canto
De la flauta será nítido en la lisura
De la penumbra
Lavaremos nuestras manos de polvo y desencuentro


© Índigo Horizonte, de  las imágenes y de esta versión al castellano del poema de Sophia de Mello Breyner Andresen, que puede leerse en portugués en O nome das coisas, p. 54, Caminho, 4ª edición, ISBN: 972-21-1603-7







viernes, 14 de diciembre de 2012

Solo la luz




Era eso.
Solo eso.
Solo la luz.
Y su estallido.


©Índigo, de trazos e imagen. ©Rosa Passos de la canción enlazada.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Epifanía en añil



Hay paisajes en añil. No se buscan. Se encuentran. Basta con cerrar bien los ojos sin apretarlos mucho. Así llegué hace tiempo al blog de Luis Serrano, gran bloguero y excelente persona, de esas que llevan ética y estética mar adentro y a la que tuve la suerte de ver y conocer en Madrid. Por eso, cada vez que abro su blog, mis ojos se visten de añiles suaves y a la vez intensos. Como cuando paseo por el campo y de pronto el arcoíris se abre ante mis ojos en un pequeño rincón bruma y sin una sola gota de lluvia. Son esas pequeñas cosas sencillas que me conmueven y me incitan a buscar un poema, o unas palabras que acaricien los añiles y los vuelvan aún más marinos. Así fue cuando vi esta imagen azul, tan azul en el blog de Luis, que os recomiendo. Y este fue el poema que saltó a mis ojos para acompañar una imagen tan bella. Gracias, Luis, por tanta inmensidad en color. Y en blanco y negro.


_________© Luis Serrano de la imagen. © Índigo, de los trazos y de esta versión del poema de José Rui Teixeira, que puede leerse a continuación en su versión traducida y original:



La muerte es azul como el solsticio de invierno, José Rui Teixeira

La muerte es azul como el solsticio de invierno.
Dices: no he de sobrevivir al incendio
De los silos. Mas nunca supiste el nombre
de los lirios ni el rumor que precede al diluvio 
en el interior de tu vientre

Trad.: © Índigo, 2012

A morte é azul como o solsticio de inverno, José Rui Teixeira 

A morte é azul como o solsticio de inverno.
Dizes: não hei de sobreviver au incêndio
Dos celeiros. Mas nunca soubeste o nome
Dos lírios nem o rumor que precede o dilúvio 
no interior do teu ventre

© José Rui TeixeiraDiáspora, Cosmorama Ediciones, página 65, ISBN: 978-989-8029-50-8.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Podría haber escrito el temblor de tu respiración tan lejana, Daniel Faria







Podría haber escrito el temblor de tu respiración tan lejana
Haber escrito con la sangre.
También podría haber escrito las visiones
Si los ojos divididos en partes no sobrasen
En este vacío de ceguera
Y luz.
Podría haber escrito lo que sé
Del futuro y de ti
Y de haber visto en el desierto
El silencio, el fuego y el diluvio.
De dormir lleno de sed y podría
Escribir
El interior del reposo
Y ser chispa donde la muerte vive
Y la vida muere.
Y podría haber escrito mi nombre en tu nombre
Porque me alimento de tu boca
Y en la palabra me sustento en ti.


©Trad.: Índigo



_______ © Índigo, de las imágenes, y de la traducción del poema de Daniel Faria que puede leerse a continuación en su versión original:






Poderia ter escrito a tremer de respirares tão longe, Daniel Faria

Poderia ter escrito a tremer de respirares tão longe
Ter escrito com o sangue.
Tambén poderia ter escrito as vis
ões
Se os olhos divididos em partes n
ão sobrassem
No vazio de ceguez
E luz.
Poderia ter escrito o que sei
Do futuro e de ti
E de ter visto no deserto
O silêncio, o fogo e o dilúvio.
De dormir cheio de sede e poderia
Escrever
O interior do repouso
E ser faúlha onde a morte vive
E a vida rompe.
E poderia ter escrito o meu nome no teu nome
Porque me alimento da tua boca
E na palavra me sustento em ti. 

© Daniel Faria(Antemanhã - Inéditos) – Poesia, Assírio & Alvim, edición de Vera Vouga, Porto Editora, 1ª edición, mayo de 2012, ISBN 978-972-0-79307-2, p 19.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Obsesión del Mar Océano, Mário Quintana




A Elena, sus colores, su mar, su océano. Con añiles y afecto.


Obsesión del Mar Océano, Mário Quintana
Traducción: nuria p. serrano, Índigo Horizonte, 2012.

Voy andando feliz por las calles sin nombre…
¡Qué buen viento sopla del Mar Océano!
Mi amor yo no sé cómo se llama
Ni sé si está muy lejos el Mar Océano…
Pero veo jarrones llenos de diminutas conchas
Sobre las mesas… y chicas en las ventanas
Con pendientes y pulseras de coral…
Caracolas calzando puertas… carabelas
Soñando inmóviles sobre viejos pianos…
Y, de pronto,
En el escaparate del bazar, tu sonrisa, Antínoo
Y me acuerdo del pobre emperador Adriano
De su alma perdida y errante en la neblina…
¡Pero cómo sopla el viento en el Mar Océano!
Si yo muriese mañana, apenas dejaría, apenas
Una caja de música
Una brújula
Un mapa figurado
Unos poemas plenos de esa especial belleza
De seguir aún inconclusos…
¡Mas cómo sopla el viento en estas calles de otoño!
Y yo aún sin saber
cómo te llamas…
Pero nos encontraremos en el Mar Océano,
Cuando
 yo ya tampoco sepa mi nombre.

__________________
© Índigo Horizonte, de las imágenes y de la traducción del poema de Mário Quintana, que puede leerse en © Mário Quintana O Aprendiz de Feiticeiro, Porto Alegre, Editora Fronteira, 1950.