viernes, 6 de mayo de 2011

Todo lo que veo queda, Pablo Guerrero



Todo lo que veo queda
tatuado en mí
con el eléctrico instante de gozo y aventura.

Pero antes no era así. Antes quería
volverme loco,
traspasar la sonámbula imagen del espejo
para ver desde dentro el velero que cruza por tus ojos.

Mas la vida siempre elige la vida, y ahora te llamo
sólo por recordarte con palabras humildes
la actitud vegetal de las viejas encinas…

¡Tan llenas de tórtolas y frutos
como yo de tu cuerpo,
cuyas sonrisas me dicen más que las estrellas!

___________

Índigo, de las imágenes. Pablo Guerrero del poema que figura en Pablo Guerrero, Un Poeta que Canta. Poemas. Ed. Verbum. Primera Edición, Mayo 2004.