lunes, 12 de diciembre de 2011

Que la mano escriba tan exacta la necesaria travesía, Daniel Faria




Que la mano escriba tan exacta la necesaria travesía

Que la mano escriba en sí misma ese deber de fruto que crece
Ese zumo que la escritura bebe para saciar a quien lee
Incluso si nada le viene al pensamiento cuando desea escribir en los vidrios
Que la mano escriba en la lengua lo que la lengua ha de cantar
Que escriba en el interior de la boca
La transparencia de quien da la mano a la mano de quien guía
Escriba como una antorcha en el camino de quien no encuentra
Escriba como quien enciende la luz en el cuarto antes de salir
Con la caligrafía demorada de una planta en crecimiento
Que escriba en el tallo de cada brote
El grito nuevo


Poema original: Daniel Faria, Libro de las Meditaciones 3. De esta versión al castellano y de las imágenes: Índigo (nuria p.serrano).