viernes, 30 de marzo de 2012

Colores y primavera

 Observar


 Buscar


 Mezclar


Volver...
con las nieves del tiempo
y hacer una mezcla más


y disfrutar...


Podrán poner límites a todo
pero no podrán acotar
nuestro ingenio
ni nuestra creatividad.


Índigo, de los trazos y las imágenes, tomadas el 24 de marzo y el 20 de marzo 2012, respectivamente. A la de la nieve tardía de primavera, que ya figura en la entrada anterior, se le ha aplicado aquí un plastificado.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Níveo rastro



Y la Primavera tejió amapolas blancas entre negros ojos de fuego.









Índigo, de trazos e imágenes (tomadas el 20 de marzo de 2012).

lunes, 19 de marzo de 2012

Presencia, Mário Quintana


 
Presencia
Traducción: nuria p. serrano, Índigo Horizonte-2012
Original: Mário Quintana.
Es preciso que la nostalgia delinee tus líneas perfectas,
tu perfil exacto y que, apenas levemente, el viento
de las horas ponga un temblor en tus cabellos…
Es preciso que tu ausencia huela
sutilmente, en el aire, a trébol cercenado
a hojas de romero guardadas hace tiempo ya
no se sabe por quién en algún mueble antiguo…
Mas es preciso 
también que sea como abrir una ventana

y respirarte, azul y luminosa, en el aire.
Es precisa la nostalgia para que yo sienta
como siento –en mí– la presencia misteriosa de la vida…
Mas cuando llegas eres tan distinta y múltiple e imprevista
que nunca te pareces a tu retrato…
¡Y he de cerrar los ojos para verte!


Traducción e imágenes: nuria p. serranoÍndigo Horizonte.

jueves, 15 de marzo de 2012

Al fin has de ver, Mário Quintana



Al fin has de ver que las cosas más leves son las únicas
que el viento no logró llevarse:
un estribillo antiguo,
una caricia en el momento preciso,
las hojas deshojadas de un libro de poemas,
el olor que tenía un día el propio viento…



***Índigo de las imágenes y de esta versión del poema de Mário Quintana.***  Una de las libélulas que me habita me dijo estas palabras mágicas sobre el poeta: "Me has hecho recordar una historia. Cuentan que Mário Quintana, a veces, se ponía triste y se escondía durante días en su piso de Porto Alegre, donde vivía. Y cuentan que un poeta amigo suyo, cuando lo sabía, atravesaba la ciudad y le dejaba al portero del edificio donde Mário vivía, libros, cartas y quindins (que son unos exquisitos dulces portugueses). No pedía subir ni hablar con su amigo Mário; silenciosamente le dejaba esas pequeñas cosas para que Mário se sintiera acompañado…"  Otra me mostró un ejemplo más de la emoción por lo diminuto. A ellas les dedico hoy esta entrada, con emoción y cariño.


jueves, 8 de marzo de 2012

Mujer



Imposible, por muchos barrotes que lo intenten, trazar límites para la conciencia, la generosidad, la belleza.


Índigo, de trazos e imagen.

martes, 6 de marzo de 2012

Marzo y diciembre




Los árboles pierden sus hojas.
Palpitantes de silencio,
las ramas van escuchando sombras.

Habitan su descanso de color.
Y se desnudan,
a contratiempo.

Índigo, de trazos e imagen.

viernes, 2 de marzo de 2012

Puentes. Árboles. Abismos.




Puentes: sobrevivió a mil y un naufragios, pero ¿sobreviviría la guillotina al naufragio de la sonrisa?
Árboles: en la melancolía del pistilo oxidado, la pasión y el fuego de la esperanza. Adormecida.

 
Abismos: como un dintel, como el agua, como la brisa. Arrojadiza. Breve. Intensa. Huidiza. ¿Esquiva?


***Índigo, de trazos e imagen.***