Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2018
Imagen
Às vezes o silêncio é tão brutal silêncio que nem mesmo a posição fetal serve de recolhimento. Traducción de Rosa Alice Branco , el 23 de julio de 2018,  de unos trazos míos escritos en septiembre de 2013   y "revisitados" por mí tras su propuesta: A veces el silencio es  tan brutal silencio  que ni siquiera la posición fetal sirve de recogimiento. Hoy, 30 de septiembre es el Día de la traducción. Si bien todos son días de la traducción cuando traducir es oficio y pasión,  aprovecho la celebración para hacerle un hueco especial esta semana . Y comienzo con ésta al portugués.  Este verano he estado trabajando en la traducción de los poemas del último libro de Rosa Alice y, en  el intenso diálogo que mantuvimos para ir vertiendo al castellano algunos de los poemas, se "coló" inesperadamente esta traducción que hizo para mí. Fue una situación inesperada que me alegró -por lo que de hermoso tiene convertirse en "traductora traducida
Imagen
Un  poema de Antonio Gracia ,  en mi voz . Podéis leerlo y escucharlo en la suya aquí .
Imagen
Vernügte Ruh
Imagen
Varados  ante el horizonte  somos  el instante infinito  en que cielo  y arena se anegan.
Imagen
Como álamo alto  clamando por tu candor así va el mío,  buscándote.
Imagen
Contemplamos el horizonte  y caminamos  juntos  por la línea del agua.

Claudia

Imagen
Toda fotografía -como toda traducción- es una versión. Por eso, cuando tomamos la cámara para hacer un retrato, en el rostro del retratado también quedan reflejados la mirada del retratista y -si lo tiene- su  imaginario . Para el mío,  el rostro de Claudia tiene  un no sé qué que queda balbuciendo . Aunque quizá esa  solo sea mi interpretación. ¿Dónde acaba y empieza la versión?  È un vero mistero.  Et c'est bien comme ça. En tout cas, grazie , cara.  Et bon voyage.
Imagen
La isla VII Volví a la isla. Anduve por las majadas y los prados. A la orilla del río, junto al barro, múltiples mariposas me rodearon. Volaron unos segundos. Después caminaron. Me senté a su lado. Se sucedían s us pasos . Parecían beber pisando el barro. Absorta en su observación, estuve un buen rato. De vuelta en la cabaña, un rumor callado: cinco de agosto. Por primera vez había olvidado el cuatro. Perdóname, padre. Ya no soy huérfana. He necesitado cuarenta y un años para lograrlo.
Imagen
La isla VI
Imagen
La isla V
Imagen
La isla IV
Imagen
La isla III
Imagen
La isla II
Imagen
La isla I
Imagen
Caballito del diablo III
Imagen
Caballito del diablo II
Imagen
Caballito del diablo I
Imagen
Praia de Carnota III: Hands, be still
Imagen
Praia de Carnota II: La cathédrale engloutie
Imagen
Praia de Carnota I: Spiegel im Spiegel

Cavaliños do demo, Cristina Cabada Xiadás

Imagen
Cavaliños do demo, Cristina Cabada Xiadás Chegaches á praia de Carnota. Chegaches expectante, con maletas nos ollos, na busca da paz insubmisa Soñei a praia de Carnota escrutando as túas fotografías procurando aqueles indicios de sal e de vento e devagar A luz interrompe a ollada e o mar cega os dedos neste labor de pescuda no seo das imaxes Aínda así, intúo a magnitude da túa viaxe as estacions percorridas os apeadoiros infames os hoteis con forma de bulbo onde pernoctabas Pero vexo tamén como aflora o rosario de vivencias relucentes cal libélulas que extraes coa tua cámara das beiras do océano Insectos fluviais de vó impredecible pousados agora na palma da man daquela praia 24 de agosto de 2018, Poema de  Cristina Cabada Xiadás Es hermoso recibir regalos así.  Gracias, mi querida  Cris . Caballitos del diablo Llegaste a la playa de Carnota. Llegaste expectante, con maletas en los ojos, en busca de la paz insumisa Soñé la
Imagen
L'arbre III   
Imagen
L'arbre II
Imagen
L'arbre I
Imagen
La peur III
Imagen
La peur II
Imagen
La peur I