sábado, 26 de enero de 2013

Ahora que no encuentro ya más tu rostro, Hélène Cadou




Ahora que no encuentro ya más tu rostro
Traducción: Índigo-2013 (nuria p.serrano)
Original: Hélène Cadou

Ahora que no encuentro ya más tu rostro
A la deriva tras el espesor de los días
Y ahora que ya tu voz me llega tan queda 
Que no sé ya escuchar tu canto
Será acaso preciso olvidar tu imagen
Perderme sin ti en otra noche
Para que al fondo de la sombra y la zozobra
Nazca la primavera que nos está prometida.

Has vuelto a mí esta mañana
El sol ha coronado la casa
Si supiera yo retenerlo
En la vasija de un bello día
Quizá vendrías tú a veces
A hacer una pausa en tu noche
Y dormir de nuevo conmigo
En el ámbar de sus hilos.

Había tanto silencio
Tanta presencia en esta alcoba
Tanta luz lucía
En nuestros labios la misma sonrisa
Que cuando Ella vino hacia ti
Tenía rostro de primavera.

Sé que tú me inventaste
Que yo nací de tu mirada
Tú que dabas luz a los árboles
Pero desde que me dejaste
Por un sueño que te devora
Procuro volver a darte
En el nido tembloroso de mis manos
Un atisbo de día cuya dulzura baste
Para obligarte a volver a la vida.


© Índigo-2013 (nuria p.serrano), de las imágenes y de esta versión en castellano del poema de Hélène Cadou, que puede leerse en el original en francés en el libro Le bonheur du jour, suivi de Cantate des nuis intérieures, Éditions Bruno Doucey, 2012, ISBN: 978-2-36229-0338-1.