lunes, 27 de febrero de 2017




A veces, cuando el fénix olvida la esencia,
el viento, que es su aliado, esparce su ceniza.
Así, devuelve a sus alas el fuego que las alienta.

nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de trazos e imagen.