miércoles, 15 de junio de 2011

Ella


Ella. Me pierdo en el azul de sus marrones. En ella siempre encuentro el añil. Ella me hace soñar como, a pesar de tanto, hoy también sueño. ¿Será que soy una soñadora, más allá de ella y sus marrones? No sé. Serán sus ojos que me transmiten sueños. 
¿Y tú, te atreves a soñar?
Índigo, de los trazos. Imagen tomada por un familiar.

8 comentarios:

  1. Con un animal tan fiel no es necesario soñar, para ti es una realidad. Yo por desgracia peco en demasía por soñar despierto y olvidarme de la realidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo no es que me atreva...es que soy adicto a ello.....desde luego esta perrita tiene una cara de buena..que no me extraña que te transmita cosas solo con su mirada...si hablaran no?....son nobles---son agradecidos...y a veces se alegran mas que tu pareja de que llegues a casa...no es mi caso...pero se de algo parecido...en fin....bonito homenaje a tu perrita y soñemos..que es gratis,..un saludo indigo.

    BIRD

    ResponderEliminar
  3. ¿Atreverme a soñar?, querida amiga, a mi hay que bajarme de las nubes que vuelo siempre, y mis alas rozan la tierra cuando dejo de soñar...
    Esa belleza, ese encanto de compañera tiene en su mirada, lo que buscamos cuando emprendemos el vuelo. Ese rostro marrón, tiene en sus ojos: bondad, fidelidad, lealtad, tibieza, calidez, ternura. Esos ojitos tienen lo que buscamos en las nubes, cuando emprendemos el vuelo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Blog encantador.
    Eu amo vir aqui.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  5. Ella mira y sabe lo que están viendo sus ojos. No elucubra, no teme, está atenta simplemente a lo que tiene delante. Cuanto deberíamos aprender de los animales.
    Espero que estés bien y que todo marche.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Nice puppy...

    Animals are such lovely friends.

    Kindest regards,
    Mike

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.