viernes, 31 de mayo de 2013

Libélula










LIBÉLULA (©Índigo)

No la salvó tu voz de niño pidiendo alimento:
“yo te quiero mucho, mamá, no te vayas.
Me gusta mucho tu comida, sabes, mamá.
¿Quién me hará la comida si tú te vas?”.
No la salvó tu inocencia ni tu zarpa afilada.
La salvó una nube tardía teñida en naranja.
La salvó una escueta línea azul de libélula,
sin alas.








©Índigo – 2013 (nuria p. serrano), de imágenes y trazos. Canciones enlazadas: Il y avait un jardin, de Georges Moustaki, y Alas de Pablo Guerrero.

19 comentarios:

  1. Muy bonitas las dos fotos, en la segunda ese fondo tan limpio y desenfocado me gusta mucho.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. El mundo de las libélulas es fascinante, siempre me recuerdan a mi infancia...
    Y las fotos son poemas...
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  3. Un pare de magníficas imágenes, sobretodo la segunda, sensacional por su desenfocado, nitidez y texturas.
    Un abrazo Núria

    ResponderEliminar
  4. Hermosas imagenes y hermosas palabras, Nuria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy chulas. Me gusta mucho la primera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. El lenguaje de las metáforas es sagrado ¿verdad?. Podemos abrirnos, expandirnos, entregarnos y desaparecer y, sólo los ojos que saben ver en la poesía la ciencia de la cosas del alma, entenderán.
    No quiero decir más cosas, que rompen la magia de la intimidad. Sólo sé, sólo sabes, que yo sé.
    Besitos, mi más querida amiga.

    ResponderEliminar
  7. Una maravilla más que añadir a tu ya dilatada lista de aciertos.
    me gustan mucho las dos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Yo no elijo son preciosas las dos...Hoy nos regalas tú las alas:))
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. son hermosas... sus alas con diseños y el cuerpo largo con colores de diva!!!

    ResponderEliminar
  10. Preciosas fotos, sobre todo la primera te ha quedado exquisita! Besos.

    ResponderEliminar
  11. o se inclinar sobre o mundo dos pequeninos seres de grandiosa delicadeza... unificar as vozes numa presença para manter-se na vida.

    lindas imagens!

    beijos, querida.

    ResponderEliminar
  12. Dos preciosos regalos. captaste de maravilla la transparencia de sus alas... y evidentemente una libélula azul.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Sé que Whitman te lee con emoción, Nuria.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Un bonito homenaje a Georges Moustaki. Precisamente hoy, ahora mismo, estoy escuchando sus discos en Spotify. Parece mentira que hayan pasado ya 31 años desde que lo vi en directo en Madrid. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Dos fotos geniales para un texto muy acorde, felicidades.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  16. Tus fotos sacan belleza donde parece no haberla, las libélulas no son nada bonitas.
    Y además le añades tus palabras... el no va más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Quiero ir Nuria, con esa magia quiero ir, vivo o vivo.

    Y beso.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.