lunes, 27 de febrero de 2017




A veces, cuando el fénix olvida la esencia,
el viento, que es su aliado, esparce su ceniza.
Así, devuelve a sus alas el fuego que las alienta.

nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de trazos e imagen.


5 comentarios:

  1. Qué otro sendero puedan tomar a capricho cenizas, viento y alas en vuelo fértil**
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hasta las cenizas son azules en tu blog!
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  3. Casi parece hielo y la pala una copa, qué curioso.

    Un beso Nuria, bonitas palabras y acompañamiento musical.

    ResponderEliminar

  4. Resultan muy agradables esas notas de piano mientras revuelvo mis cenizas tratando de encontrar la esencia de lo que he sido para levantar el vuelo y comenzar un nuevo viaje.
    Me gusta mucho la foto, que gana mucho después de tus palabras.

    un beso

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  5. La esencia queda y no muta, pese a las transformaciones inusitadas y obligadas. La esencia queda en lo infinito del alma.
    Abrazos mi querida Nuria.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.