domingo, 12 de junio de 2011

La Vida, Nuno Júdice



La vida, sus pérdidas y sus logros, su
más que perfecta imprecisión, los días que cuentan
cuando no se espera, la demora en la preocupación
de tus ojos, y las nubes que cayeran
más aprisa, en esa tarde, el círculo de las relaciones
abriéndose hacia adentro y hacia afuera
de los sentidos que nada tienen que ver con círculos,
cuadrados, rectángulos, en las líneas
rectas y paralelas que se cruzan con las
líneas de la mano;

la vida que trae consigo las emociones y los acasos,
la luz inexorable de las profecías que nunca se realizaron
y de los encuentros que siempre se supo
podrían tener lugar, aunque nunca se supiera con
quién ni dónde, ni cuándo; esa vida que lleva consigo
el rostro soñado en una vacilación de madrugada,
bajo la luz indecisa que apenas muestra
las paredes desnudas, de manchas húmedas
en el yeso de la memoria;

la vida hecha de sus
cuerpos oscuros y de sus palabras
próximas.

Traducción: Índigo
______
Índigo (nuria p.serrano), de las imágenes y de esta versión del poema A vida, de Nuno Júdice, en "Teoria Geral do Sentimento".




4 comentarios:

  1. La vida y sus sorpresas, pero también estamos nosotros como esponjas queriendo absorber todo los sentimientos que andan en el aire como.
    Tus fotos Indigo me invitan a salir a pasear para seguir despertando los sentidos.
    Te dejo un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. La vida que acontece frente a nuestros ojos. Se desviste y nos invita a seguirla -cueste lo que cueste-, y la seguimos pensando que es un camino largo. Lo terrible sucede, cuando nos damos cuenta que era más corto de lo que imaginabamos. Entonces, nos aferramos con dientes y muelas a su cuerpo...La vida, la vida...
    Un besito querida Índigo.

    ResponderEliminar
  3. La vida, sus pérdidas y sus logros...
    Vivir día a dia, saboreando el momento quizás sea esa la clave ...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. La vida, tan diferente para unas y otras personas...Un bonito poema. Me gustan mucho las fotos delos reflejos en el agua y las de la luz penetrando en las casas antiguas, me recuerdan a la casa de mi niñez y de mis padres.Siempre me ha gustado como entraba la luz en una casa de pequeñas ventanas y anchas paredes. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.