sábado, 12 de noviembre de 2011

Gravitación universal, Rosa Alice Branco


De nuevo el mar que espero,
sentada a la ventana que da a las rosas.
Que da a todas las calles por donde pasé
acompasada a tus pasos. A la calle
donde volvimos la cabeza para no ver
al hombre desvanecido en el suelo.
Después comimos en casa de un amigo,
bebimos y hablamos como si la vida fuese eterna.
A la vuelta la calle estaba limpia, sin señales
de sangre. Las luces sobre el mar en ambas orillas
y tu mano en mi pierna. Allí en el cielo
un hombre deshabitado buscaba sus alas.
Nada sé de ángeles, yo que cada día espero el mar.
Creo en la rotación de la tierra y en la ley de la gravedad.
Pero cuando llegas el cuerpo no tiene peso
y las palabras vuelan alrededor
empapadas en sudor. Y llega el mar.

nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2011, de las imágenes y de esta versión en castellano del poema de Rosa Alice Branco titulado Gravitação universal.


12 comentarios:

  1. Hola indigo......

    Buen texto te has marcado....la gravitacion se basa en ello...todo cae por su peso...como las penas...el dolor..las alegrias y tristezas...el amor y la pasion...y tantas cosas..a mas de uno nos gustaria que todo pegara un giro y desde esas olas contemplar lo que en antaño perdimos por alguna razon que desconocemos....por lo pronto pisare tierra y pensare que esas olas no estan tan lejos de nosotros de todos ..de ellos y de los que nos faltan,,,fantastica serie....

    Un abrazo y buen finde.

    ResponderEliminar
  2. El texto precioso pero , que quieres que te diga, las imagenes me han impactado. Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. El poema es precioso..
    Pero tus fotos son excelentes..una buena presentación..y un buen encuadre, me encanta
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  4. Cuanto más masivos sean los cuerpos y cercanos se encuentren, se atraerán con gran fuerza...Y si los cuerpos ya no tienen tanto peso y las palabras giran, es que el amor se ha escapado a las olas, en busca de un par de nuevos cuerpos que enamorar...
    Besitos mi querida Índigo, me alegra el alma volver a leer tus entradas.
    Gracias por la traducción y por las imágenes.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan esos mosaicos de rebeldes olas, tan existencialistas como ese bello poema. Mirar las olas así, congeladas en la imagen es como mirar las nubes, despiertan la imaginación. Besos.
    PD. Me ha encantado tu poético comentario, una delicia.

    ResponderEliminar
  6. L'appel de la mer... Tes photos sont sublimes!
    Je regrette sincèrement de ne pas lire l'espagnol...
    Bisous et très beau dimanche Indigo

    ResponderEliminar
  7. Refrescante. Me ha gustado el texto tanto o más que las fotos.

    ResponderEliminar
  8. gosto quando tu traduzes - do português - as belas poesias que escolhes... e que nos chegam acompanhadas pela sensibilidade de tuas fotografias.

    belas imagens!

    beijos!!

    ResponderEliminar
  9. Eliges bien las letras y compones mejor las fotografías. Refrescantes y esperanzadoras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Es un poema que estremece, como la vida a veces...

    Me gusta ese mar embravecido, gravitando sus olas en la retina de mis ojos.

    Precioso post, Indigo.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Que el mar nos pueda lavar al final de todo.

    Abrz.

    ResponderEliminar
  12. Ufff, cómo he disfrutado hoy de esta entrada.Qué maravilla de palabras y el mar...ese mar...Ese azul...Gracias, Indigo.Lo necesitaba.Un abrazo enorme,amiga

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.