viernes, 20 de enero de 2012

Brisa, musgo, agua

Yo sé querer como la brisa quiere,
como el agua virtiéndome,


entera, entre resquicios
que va dejando silente el musgo
en la piedra,



despeñándome vehemente,
arrojándome entre areniscas,


sin esperar ni tan siquiera la espera.



Yo sé querer, o sabía o supe.
Yo sólo sé que un día quise.
Y el fuego anudó
mis propias malezas.


Índigo, de trazos e imágenes.

6 comentarios:

  1. Gosto muito destes detalhes.
    Besito y bon final de semana Índigo.

    ResponderEliminar
  2. Norias penetrando la tierra para obtener el líquido elemento... (yo tuve una en mi infancia, con borrico y todo -pobre-). Reliquias.

    ResponderEliminar
  3. Se aprende a querer cuando escuchamos a nuestro corazon...y si lo sincronizamos con una mirada es cuando ya estas en el limbo.....querer es algo necesario en nuestras emociones diarias..es mucho mejor que odiar...de que te vale la vida sin amor..y solo con odio...de nada, de nada y de nada..por lo tanto que cunda los sentimientos y no dejemos nunca de querer y de sentirnos queridos...seria un buen comienzo.....un abrazo indigo,...preciosas fotografias.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y qué te digo yo? Has sacado tal belleza de esa noria vieja y oxidada que me has dejado sin palabras .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Delicioso poema acompañado de unas fotos plenas de nostalgia y poesía.

    ResponderEliminar
  6. Querer entera es la mejor forma de querer. Besos.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.