Les couleurs de la terre - XVI



Comentarios

  1. Un delicado y delicioso abrazo a modo de pequeño homenaje lleno de sorpresas en ese interior que se esconde a la espera de la merecida recompensa. Un abrazote

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.

Entradas populares de este blog

Carta a Josefa, mi abuela, José Saramago

Los verdaderos poemas son incendios, Vicente Huidobro

Te miro y no me ves, Maria do Rosário Pedreira

Desnudez