lunes, 31 de agosto de 2015

En la muerte de Herberto Helder, Nuno Dempster


Imagen: ©Índigo-2015 (nuria p.serrano)

En la muerte de Herberto Helder
Traducción: ©Índigo-2015 (nuria p.serrano)
Original: ©Nuno Dempster

Los poetas no mueren, dicen.
Es un lugar común.
Mueren, sí, o mejor: dejan la vida,
devuelven a la materia su voz
que solo en grabaciones puede oírse,
extemporánea.
Y es que la polisemia engaña
y quiero ser exacto.
En los libros no se vive,
lo que quedó escrito escrito queda,
y la vida que le dio el soplo partió.
El poeta ya no dice ningún verso suyo.
Los supervivientes lo oyen
y piensan escuchar la voz que se calló.

©Índigo-2015 (nuria p.serrano) de la imagen, y de la traducción del poema de Nuno Dempsteral que agradezco sus amables indicaciones y comentarios sobre mi traducción. El poema original se puede leer a continuación en portugués, y en el blog del autor: Esquerda da virgula. Además, Nuno Dempster publica sus traducciones al portugués junto a Soledade Santos en el blog Mudanças & Cia, I traditori onesti


Na morte de Herberto Helder
Original: ©Nuno Dempster

Os poetas não morrem, dizem.
É um lugar-comum.
Morrem, sim, ou melhor, deixam a vida,
devolvem  à matéria a sua voz
que só em gravações se pode ouvir,
extemporânea.
É que a polissemia engana
e quero ser exacto.
Nos livros não se vive,
o que ficou escrito escrito fica,
e a vida que lhe deu o sopro foi-se embora.
O poeta não diz mais nenhum verso seu.
Ouvem-no os sobrevivos
e pensam escutar a voz que se calou.


viernes, 28 de agosto de 2015

El beso, José Saramago


©Índigo-2015 (nuria p.serrano), de la imagen.

EL BESO
Traducción: ©Índigo-2015 (nuria p.serrano)
Original: ©José Saramago

Hoy, no sé por qué, el viento tuvo un gran
gesto de renuncia, y los árboles aceptaron
la inmovilidad.
No obstante (y está bien que así sea) una
viola organiza obstinadamente el espacio de la
soledad.
Hemos aprendido que las flores se alimentan de la
humedad fértil.
Es esa la verdad de la saliva.

©Índigo-2015 (nuria p.serrano) de la imagen, y de la traducción del poema de José Saramago, cuyo original, O Fruto, se puede leer a continuación en portugués, y también en: Provavelmente alegria, ©Herederos de José Saramago, Fundação José Saramago e Porto Editora, Lda. ISBN: 978-972-0-04686-4 Editorial Porto Editora, Julio 2014.

O BEIJO
, Original: ©José Saramago

Hoje, nao sei porquê, o vento teve um grande
gesto de renúncia, e as árvores aceitaram
a imobilidade.
No entanto (e é bem que assim seja) uma
viola organiza obstinadamente o espaço da
solidao.
Ficamos sabendo que as flores se alimentam na
fértil humidade.
É essa a verdade da saliva.




lunes, 24 de agosto de 2015

El fruto, José Saramago

©Índigo-2015 (nuria p.serrano), de la imagen.

EL FRUTO
Traducción: ©Índigo-2015 (nuria p.serrano)
Original: ©José Saramago

Muerdo, voraz, la pulpa, y bajo la lengua
Se derrama el sabor reconocido
Del fruto que se dio y que no miente.
Todo parece igual, pero, en el límite,
Descifro como un dios la obra de otro:
La promesa escondida en la simiente.

©Índigo-2015 (nuria p.serrano) de la imagen, y de la traducción del poema de José Saramago, cuyo original, O Fruto, se puede leer a continuación en portugués, y también en: Provavelmente alegria©Herederos de José Saramago, Fundação José Saramago e Porto Editora, Lda. ISBN: 978-972-0-04686-4 Editorial Porto Editora, Julio 2014.



O FRUTO, Original: ©José Saramago

Mordo, voraz, a pulpa, e sob a língua
Se derrama o sabor recononhecido
Do fruto que se deu e que não mente.
Tudo parece igual, mas, no limite,
Decifro como um deus a obra doutro:
A promesa escondida na semente.