lunes, 5 de septiembre de 2016

Quero ser o teu amigo, de Fernando Pessoa




Tras una prolongada ausencia, vuelvo con una retrospectiva de algunas de las entradas de los siete años de vida de este blog que inició su andadura el 26 de mayo de 2010. Hoy traigo el que en su día fuera mi primer paso en índigo.


Quiero ser tu amigo.
Ni más ni menos.
Ni muy lejano ni muy cercano.
En la medida más precisa que yo pueda.
Pero sin medida amarte y enraizarme en tu vida,
de la manera más discreta que yo sepa.
Sin quitarte libertad, sin sofocarte jamás.
Sin forzar tu voluntad.
Sin hablar cuando sea hora de callar.
Y sin callar cuando sea hora de hablar.

Ni ausente ni presente en demasía.

Sencillamente, serenamente, ser tu paz.
¡Es bello ser amigo, pero confieso: es tan difícil aprender!
Por eso te pido paciencia.
Voy a colmar tu rostro de añoranzas.
dame tiempo de acortar nuestras distancias…

Original: Fernando Pessoa


Fotografía y traducción: nuria p. serrano, Índigo Horizonte 2010. Primera edición de la entrada. Índigo Horizonte 2010. Reedición: Índigo Horizonte 2016.

6 comentarios:

  1. Sabiduría inalcanzable, a fuerza de cercana.

    Gracias por ese azul índigo. Besos.

    ResponderEliminar
  2. *de sabios es aprender
    * de pacientes, la sabiduría
    A uno y otro flanco, bien alto grado, las personas buenas**

    Besos. [Coloreaban índigos horizontes]

    ResponderEliminar
  3. Luz y sombra, espero que esta vuelta sea un paso firme y continuo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra mucho verte de nuevo por esos lares... y con reediciones tan buenas!
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo una amiga así, que calla cuando ve que debe hacerlo y que habla cuando su sabiduría lo dictamina. Yo tengo una amiga así, que llora si me siente con lágrimas y ríe si alguna buena noticia le comento. Yo tengo una amiga así, en realidad, ya es mi hermana del alma.
    Besos mi querida Nuria. ¡Bienvenida seas! a este universo de letras que te pertenece por espíritu y saber.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro de tu vuelta pues aunque yo vengo muy poco ultimamente si estás por aqui nos podemos encontrar en algún momento.

    Me gusta este primer paso, creo que no te lo conocia. Un abrazo

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.