miércoles, 1 de septiembre de 2010

Todas las luciérnagas





Te amaba.
Lucían todas las luciérnagas.
Me pediste una luciérnaga.
Alcé la mano lejos.
Busqué.
Entre los árboles.
Entre el rocío.
Entre la grama.
Lejos.
Me afané.
La hallé.
Para ti.

Te amaba.
Lucían muchas luciérnagas.
Me pediste otra luciérnaga.
Icé mis ojos lejos.
Atrapé el arco iris.
Atrapé las estrellas.
Atrapé el universo.
Entero.
Para ti.

Te amaba.
Llené mis manos de luz.
Me hice luciérnaga.
Para ti.
Y quise buscar más luciérnagas.
Para ti.
No las encontraba.
Me afanaba.
Buscaba.
Lloraba.
En vano.
Ya no quedaban luciérnagas.
Para ti.

Te amaba.
Pedí luciérnagas.
Busqué estrellas.
Imploré luz.
Para ti.
Vi un destello.
Lejos.
Muy lejos.
Lo atrapé.
Te lo di.

Gozaste.
Creías tener todas las estrellas.
Todas las luciérnagas.
Me miraste.
Te miré.
Sonreíste.
Sonreí.
Y me rogaste.
Me pediste.
Me exigiste:
¡Aplasta todas las luciérnagas!
¡Apaga todas las estrellas!
Y asentí.

Te amaba.
Aplasté todas las luciérnagas.
Apagué todas las estrellas.
Para ti.
Habías amasado las estrellas
apagadas.
Atesorado las luciérnagas
aplastadas.
Acotado el universo.
Acaudalado la luz.
Y su reverso.
Pero el cielo estaba negro.
Ni una sola estrella.
Ni una sola luciérnaga.
Ni un solo fulgor.
En mí.

Imploraste más estrellas.
Exigiste más luciérnagas.
Querías otra estrella.
Todas las estrellas.
Otra luciérnaga.
Todas las luciérnagas.
Ordenaste.
Exigiste.
Reclamaste:
¡Arráncate el corazón!
Te amaba.
Me lo arranqué.
Te lo di.
Luego me puse alas
de libélula. 
Y me fui.



Fotografía y poema: nuria p. serrano, Índigo Horizonte 2010

6 comentarios:

  1. La ofuscación obnubila el entendimiento... lo bueno es que uno pueda seguir amando a pesar de los pesares... que el corazón se sienta ligero y lleno de amor para así poder darlo a toda la humanidad...
    Enhorabuena :))
    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bonsoir Indigo,
    J'ai été très occupée depuis mon retour de vacances, c'est la raison pour laquelle je ne suis pas présente comme je le voudrai sur mes blogs amis, j'espère que tu ne m'en veux pas...
    Et bravo pour cette jolie capture de libellule!!
    Bisous et très belle soirée

    ResponderEliminar
  3. Amo a las luciérnagas. Y adoro los ojos que las contemplan.Abrazos y aleteos

    ResponderEliminar
  4. Hermoso Indigo. Lo has dicho con palabras no comunes, con imágenes originales, con parábolas impensadas. Diste todo en los hechos como en lo escrito.
    Una delicia Indigo.

    ResponderEliminar
  5. Me he desesperado en estas líneas. muy bueno

    ResponderEliminar
  6. Una esclavitud por amor como última entrega o como entrega total y absoluta.

    Es hermoso y a la vez sobrecogedor.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.