viernes, 16 de diciembre de 2011

Hay muchos metros entre un animal que vuela, Daniel Faria


Hay muchos metros entre un animal que vuela
Y la escalera que desciendo para sentarme en el suelo
Pero me basta un cuadrado de sosiego
Para la distancia absoluta
Está más allá de lo visible la ventana donde finalmente me asomo
No es una aparición
Ni se puede alcanzar sin ir cayendo hacia delante


Solo al final del paisaje estoy de pie como un paracaidista que desciende
Suspendido como los santos en un arrebato místico
Erguido como un ángel por sus alas
Y me siento alto como un astro. Nube
Como si fuese un hombre
Que levita

________Índigo de las imágenes y de esta versión al castellano del poema de Daniel Faria que se puede leer a continuación en el original en portugués.___________

Há muitos metros entre um animal que voa
E a escada que desço para me sentar no chão
Mas basta-me um quadrado de sossego
Para a distância absoluta

Está para além do que se vê a janela onde me debruço definitivo
Não é uma aparição
Nem se pode alcançar sem se ir em frente caindo

Só no fim da paisagem estou de pé como um para-quedista que desce
Suspenso como os santos num arroubo místico
Erguido como um anjo em suas asas
E sinto-me ser alto como um astro. Nuvem
Como se fosse um homem
Que levita


7 comentarios:

  1. Indigo, estas en racha, estás que te sales. Hermosisimas fotografías.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Indigo, me gustan muchisimo, la primera tiene mucho dinamismo y fuerza, aunque todas son muy buenas.
    Has hecho un gran trabajo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Uf,que fotos! son preciosas, que envidia me das .
    ¿Pero tu vas haciendo fotos a todo lo que ves? Que maravilla. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Sí, la imaginación y la capacidad de crear mundos es una de las mejores virtudes que poseemos. Me gusta mucho la primera parece una luna, en la última el hombre ha conseguido tenerla en sus manos. Besos

    ResponderEliminar
  5. Tan alto, tan alto, veremos parir a los que son de la tierra.

    Bss.

    ResponderEliminar
  6. Mi bella creadora, por falta de tiempo no te había leído ¿me perdonas?...Volar, suspenderse, levitar, son sueños recurrentes en toda alma sensible que requiere del escape corporal. Volar, explorar, indagar astros y bocas desconocidas, como si fuese una libélula que posa sus alas en la belleza...Volar, ¡si! volar, no se necesitan alas, lo sabemos ¿verdad?
    Besitos mi querida Índigo

    ResponderEliminar
  7. El hombre y su luna, la lucha por una ilusión. Si te pido la luna ¿me la darás? Besos.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.