jueves, 23 de febrero de 2012

Te alzaste diáfana aquellos días, José Rui Teixeira




Te alzaste diáfana aquellos días,
incendiabas la realidad con sólo mirarla
con fuerza y yo asistía redimido a la multiplicación
de panes y peces en el silencio circunscrito
de tu cuerpo. Contenía la respiración
sobre los hombros y mi pensamiento
era una lengua de fuego. Los espejos
superpuestos a la orilla del gran río,
la omisión de tu nombre como una máscara
o la antecámara de un sepulcro vacío.

Índigo (nuria p.serrano), de la imagen y de esta versión en castellano del poema de José Rui Teixeira, Diaspora, Cosmorama. Segunda Edición. 2011

9 comentarios:

  1. Nunca un sepulcro estará vacío, incluso antes de fabricarlo. Y entre hombre mujer hembra macho luz y sombra menos, los sepulcros son espejos y los espejos venas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Un poema que estremece, cuando en ocasiones el mejor de los estados es estar diáfanos.

    Coloristas fotografías para acompañar.

    SAludos!!

    ResponderEliminar
  3. La imagen me recuerda el día tan estupendo que pasé en Ericeira.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso poema del poeta Teixeira.Está lleno de una sensualidad sutil y muy delicada. Buen fin de semana, Indigo.
    P. D. Preciosa fotografía, el cielo parece que está vivo.

    ResponderEliminar
  5. Maravillosa!! hoy solo tengo palabras para esa luminosa foto de deliciosos azules y blancos, encantadora... Besos.

    ResponderEliminar
  6. …y el inmenso cielo, se fue despejado de nubes; para fundirse sutilmente con la casa. Bsos

    ResponderEliminar
  7. Una foto que hace honor a tu nombre. Y el Poema, bestial. Abrazos amiga.

    ResponderEliminar
  8. Un poema magnífico, pero no puedo dejar de mirar la casa. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Me dan ganas de estar dentro de esa casa y leer el poema y luego asomarme a la ventana y guiñarle un ojo al sol.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.