Quem tem as flores...


Quem tem as flores não precisa de Deus.



©Índigo-2013 (nuria p. serrano)  de las imágenes; ©Alberto Caeiro, del aforismo en Fernando Pessoa Aforismos e Afins, Assírio & Alvim, edición y prólogo Richard Zenith, Lisboa, 2003, ISBN 972-37-0862-0.

Comentarios

  1. Un aforismo es la esencia de la vida. Unos dicen que resumida y otros que al leerla, el pensamiento invade la razón.
    Las imágenes también son aforismos... visuales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Viéndolas ya no necesito nada...
    Gracias...son preciosas...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ese insecto le dicen mariquita, en Chile les decimos chinitas. En el cielo son nuestras madres son ojos en la espalda.

    Beso.

    ResponderEliminar
  4. Preciosas tomas, las dos, pero me ha llamado mucha la atención el color, me encanta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La mejor forma de empezar un fin de semana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Unos detalles preciosos.La naturaleza siempre es belleza.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Teniendo a tocar esa explosión de color, pocas cosas más nos hacen falta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Llenas de color y llenas de vida, muy bonitas estas flores que nos traes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Que bonitas... la primera parece lengua de buey o borraja, las amarillas parece Asteriscus maritimus! Besos.

    ResponderEliminar
  10. Viéndolas, extraño a Dios más aún.Preciosa imagen Indigo. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  11. Un buen trabajo.
    Esta claro que lo tuyo es la sutileza, lo delicado y aquello que empuja a la reflexión.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  12. Delicadeza en "índigo".
    Preciosas. Los aforismos tienen una riqueza particular. Es un ejercicio que se debería practicar más a menudo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Sí, en verano viene el aire quemando! Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.

Entradas populares de este blog

Poema a la madre, Eugénio de Andrade

Los verdaderos poetas son de repente, Gonzalo Rojas

Those who don’t believe in magic will never find it. Roald Dahl

25 de abril, Sophia de Mello Breyner Andresen

El cuerpo no espera, Jorge de Sena

Plano, Nuno Júdice