miércoles, 5 de octubre de 2016

Hay muchos metros entre un animal que vuela, Daniel Faria







Hay muchos metros entre un animal que vuela
Y la escalera que desciendo para sentarme en el suelo
Pero me basta un cuadrado de sosiego
Para la distancia absoluta

Está más allá de lo visible la ventana donde finalmente me asomo
No es una aparición
Ni se puede alcanzar sin ir cayendo hacia delante

Solo al final del paisaje estoy de pie como un paracaidista que desciende
Suspendido como los santos en un arrebato místico
Erguido como un ángel por sus alas
Y me siento alto como un astro. Nube
Como si fuese un hombre
Que levita

Traducción e imágenes: nuria p.serranoÍndigo Horizonte 2011
Poema original de Daniel Faria. Se puede leer en portugués en Daniel Faria, Poesía, Edición de Vera Vouga, Assírio & Alvim, ISBN 978-972-0-79507-2.

8 comentarios:

  1. Sigo admirando a Faria por sus palabras y a ti por esas fotos tan hermosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Volemos, pues !!!
    Espero poder "volar" más a menudo a tu espacio, ultimamente he estado demasiado ocupado en otras cuestiones.
    Un beso, Nuria.

    ResponderEliminar
  3. Siempre soñamos con volar, hacer cosas casi imposibles, pero bueno, lo importante es soñar, no? :-)

    Preciosa entrada, Nuria.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. El deseo de volar, el deseo de soñar. Que nunca nos falte. Geniales y una muy buena edición, Nuria. Besos

    ResponderEliminar
  5. Palabras hermosas para degustarlas y meditarlas lentamente.
    Un fuerte abrazo Núria

    ResponderEliminar
  6. Perfecto hilvan entre letras y fotos. Sería bueno levitar comtemplando el mar...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me ha sonado como si Faria hablara de la distancia que existe entre el estado mágico del bienestar que alcanzamos cuando estamos tranquilos por dentro y el hundimiento en el que nos sumimos en los malos momentos... Mmmm esas alas! .. qué fantástico se siente uno cuando nos salen detrás ;)

    Un beso graande NURIA ( gracias por lo anterior, fue un placer y ¿sabes qué? nuestro peor enemigo siempre lo llevamos dentro... tú y todos... solo que los demás no sabemos traducir poesía como tan maravillosamente haces tú ;)

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.