domingo, 5 de marzo de 2017




Cuando el cristal de la aurora se resquebraje y ya no te nombre,
no olvides nunca, niña, que el alacrán y su pinza jamás podrán rozar
la inmensidad suave y leve de la marea.


nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de trazos e imagen.


9 comentarios:

  1. Hoy me quedo aquí mirando y remirando tus letras mientras suena este tremendo Rachmaninoff .. Mmmmeeencanta... pero cielo, suena precioso lo que has escrito pero no soy capaz de ver la imagen que representa tu alacrán rompiendo el mar frente a la imposibilidad del poeta de nombrarla ... no sé si lo que quieres decir es que jamás dejará de nombrarla porque el alacrán jamás podrá rozar con sus pinzas la marea... si acaso una ola ¿ es eso? jaja perdonare no te preocupes es que a veces se me atornilla algo en la mente y si no le encuentro sentido -a veces no tiene por qué tenerlo- no deja de darme vueltas en la cabeza... escribo según suena la música jaja por eso no puedo dejar de escribir ; )


    Me ha gustado mucho, sea cual sea su sentido.
    Un beso grande de mar ...sin alacranes ; )

    ResponderEliminar

  2. Cuando la aurora se prive de otro nombre, se resquebrajará para siempre la penúltina portentosa marea.
    No habrá más por suspirar.

    Así lo percibo

    Besosss

    ResponderEliminar
  3. Nada puede destrozar la belleza de una espiga. Tal vez, doblarla un poco, aligerar su peso o quizás extraviar algunas hojas; pero su esencia nunca será doblegada. Una espiga es vida y, la vida y la muerte son una sola.
    Preciosa entrada querida Nuria. Hoy, más que nunca: la música, la fotografía y las palabras fueron belleza y vida.
    Abrazos todos.

    ResponderEliminar
  4. Qué imagen tan delicada !!!
    Un beso, Nuria.

    ResponderEliminar
  5. Que bonito es lo cotidiano, a veces tenemos paisajes tan bonitos delante de nuestros ojos y no nos paramos a mirarlos. Preciosa entrada.

    ResponderEliminar
  6. Delicada y elegante como una acuarela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado leer esas maravillosas letras escuchando a Rachmaninoff, la imagen como tantas cosas de la vida, sencilla pero de una gran belleza, saludos y feliz semana.

    ResponderEliminar

  8. Delicada fotos de algo tan simple como el barrón de las playas. Perfectamente compuesta en el reparto de espacios.
    Supongo que el alacrán y su pinza, representación del mal, no habrán de alcanzarla nunca. Cuando ya no la nombres estará a salvo.
    Muy bellas la palabras.

    un beso... y me quedo escuchando a Rachmaninoff

    · LMA · & · CR ·


    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.