Subíamos al molino.
¿Te acuerdas?
Yo caminaba lenta.
Las hormigas, bajo mis pies.
Intentaba no pisarlas.
¿Recuerdas?

nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017, de trazos e imagen.

Comentarios

  1. Respetando la vida por minúscula que parezca.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Todo encaja, todo tiene una función que cumplir, las hormigas también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Extraordinário detalle!
    Un abrazo Núria

    ResponderEliminar
  4. Tras las memorias . Hermoso escrito Indigo

    ResponderEliminar
  5. Cuanto nos regala el poder de la palabra!
    Los recuerdos tambien se escriben y tienen vida propia.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Texto e imagen una conjunción excelente como lo son ambas cosas por separado.

    Tendré que cogerte alguna imagen actual porque la verdad es que las que tengo tuyas son de hace bastantes años. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué detalle! Parecen en relieve las hormigas y qué brillo. Preciosa foto.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. ·.
    Una foto com mucho detalle. Evocando la memoria de la niñez cuando un nido de hormigas requería toda nuestra atención, sin importarnos el tiempo... ese tiempo que ahora tiene precio.

    Un beso

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.

Entradas populares de este blog

O teu rosto, António Ramos Rosa

Ἀθήνη γλαυκῶπις

Juegos y cántico

Demos una posibilidad, António Ramos Rosa

En la extrema claridad, António Ramos Rosa