miércoles, 23 de mayo de 2018


Cada vez más
cicatrices
y arrugas.
Pero cuando río
lloro,
          soy
              niña.

nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2018, de trazos e imagen.

Canción enlazada: letra de Maria do Rosário Pedreira, música de Júlio Resende, voz de Salvador Sobral.



11 comentarios:

  1. Me alegro que vuelvas a publicar Nuria, aunque ultimamente te veía en entradas pasadas, ésta es la segunda del año.

    La foto es una maravilla y tu reflexión, ciertamente es así, dicen que al final de la madurez volvemos a la infancia ;-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Nuria, soy Nerim. Espero te acuerdes de mi. Me alegro de que sigas publicando. Hacía tiempo que no lo hacías. Yo tambien he retomado el blog. Seguimos en contacto. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hoy lloro como un niño...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Yo también me alegro que vuelvas a publicar, además con una foto tan sutil y preciosa. Feliz regreso.

    ResponderEliminar
  5. ·.
    Una certera reflexión. Nos crecemos antes las dificultades, alcanzando el máximo de nuestro ser... en la niñez.
    La foto es más que soberbia. Lo tuyo son los macros... los bordas.
    Un beso Nuria

    La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado
    ·

    ResponderEliminar
  6. Ese tesoro de lo que en esencia somos es el mejor lugar en el que refugiarse cuando toca a la puerta el dolor o el infortunio. Allí podemos dejar volar la sonrisa o el llanto y sobre todo encontrarnos con nosotros mismos. El escaparate es solo eso, fachada. Un abrazo enorme Nuria

    ResponderEliminar
  7. Me alegra verte de nuevo.
    Esa rentrée es una preciosidad. Doblada pero no vencida!
    Un fuerte abrazo Núria

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida Núria ....el macro genial...lo importante es seguir y mantener ese espíritu de la infancia

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Aleluyaaaa. Como me alegra verte compartir de nuevo!!

    Muy cierto, pero esas arrugas y cicatrices son bienvenidas... Y como dijo Walt Whitman "No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas"
    Preciosa!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta tu poema ¡es tan cierto! Un placer volver a leerte. Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Pero cuando río y lloro, soy niña...Sí, gran verdad. No tan solo retornamos a la niñez en/con la risa, también cuando lágrimas nos rondan los ojos...Felicito tu regreso mi querida Nuria.
    Abrazos todos.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.