viernes, 25 de mayo de 2018


Quien dejó en el corazón
un haz de luz
no ciega nunca.

nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2018, de la imagen; Valter Hugo Mãe de los versos traducidos por Martín López Vega y citados en el libro de Hugo Mãe, Hombres Prudentemente Poéticos, también traducido por Martín López Vega, con prólogo de Xuan Bello y publicado por la editorial Rata, en castellano, y en catalán.

Aunque suelo leer los libros escritos en portugués en ese idioma, hay sorpresas por las que merece la pena salir de la rutina. Y esta traducción al castellano de este libro de prosa, cargado de poesía, sobre Ítaro, un artesano japonés en un tiempo remoto, es una de ellas. En este mundo atropellado en que vivimos, leer libros así es un oasis de serenidad y calma que os recomiendo. Y, si os gusta y queréis leer más obras de este escritor portugués, podéis leer Folclore íntimo, publicado por la editorial Vaso Roto. ¡Os deseo un fin de semana lleno de buenas lecturas, de sorpresas gratas y sencillas, y de música!




6 comentarios:

  1. sería suficiente para mover un mundo de ciegos ese haz!

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla de foto, puro relax, como el que proporciona el libro que recomiendas. Nos invita a tener un fin de semana relajado.

    Have a wonderful weekend, Nuria.

    ResponderEliminar
  3. Una imagen preciosa. Muchas gracias por tus indicaciones. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Dejas luz por donde pasas.
    Un abrazo, Nuria.

    ResponderEliminar
  5. Excelente atardecer con un brillante colorido y el detalle de la estrella fugaz.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Indescriptible y preciosa inmensidad!
    Un abrazo Núria

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.