—Aún es tiempo.
 ¿Aún es tiempo de qué?
 De morir un poco menos,
  tal vez.

nuria p. serrano, Índigo Horizonte 2018, de trazos e imagen.


Comentarios

  1. Bonita espiga, me gustan esos tonos. La frase, muy acertada.

    Te he dejado un "regalito" en el facebook 😉

    Buen finde, Nuria.

    ResponderEliminar
  2. Oh! mi querida espiguita ... qué cosa más preciosamente tristísima has escrito
    yo creo que nadie muere mientras vive, empezamos a morir cuando olvidamos vivir ; )

    Te acabo de ver en casa de un estupendísimo amigo que como tú hace magia con las letras y me ha alegrado muchísimo, por eso he venido disparada a tu blog ( ahora ando de indigente por los blogs jajaja a salto de mata y muy poquito, quizá me olvidé de cómo se vivía por aquí y me empecé a morir ... leeros a vosotros me devuelve las ganas, la sonrisa, la vida ... que vivía aquí ; )

    Un beso inmeenso NURIA y buen finde ... muere poquito y vive mucho ; )

    ResponderEliminar
  3. Buena pregunta, que pienso no nos acosa cuando estamos inmersos en cosas ilusionantes.
    Sacarle jugo a todos esos momentos te deseo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Aún es tiempo
    de estar un tiempo
    revolcados entre nubes,
    de beber el agua
    dulce que esconde el mar,
    de buscar infortunios
    que nos recuerden
    que aún es tiempo
    de estar a tiempo...
    La espiga en clave alta habla de luz y la música de Rachmaninov de clama, de serenidad... que maravilla.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  5. El tiempo, la vida y la muerte van e la mano. Vivirlo sigue siendo una hermosa opcion a seguir. Libre albedrío. Hermoso texto

    ResponderEliminar
  6. ·.
    Siempre estamos a . tiempo de morir un poco menos... aunque al final la batalla la gane 'ella'
    Una foto preciosa, en clave alta, donde el detalle prima menos que el sentimiento que inspira.
    Sobre Blogger: Los comentarios se están recibiendo. Queda la duda de si es generalizado o no.
    Un beso Nuria


    La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado
    ·

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.

Entradas populares de este blog

O teu rosto, António Ramos Rosa

Ἀθήνη γλαυκῶπις

Juegos y cántico

Demos una posibilidad, António Ramos Rosa

En la extrema claridad, António Ramos Rosa