En primavera, los almendros me dieron un nido y unos pétalos, pero mi corazón decía: "Aún no". En verano, la rosa del pequeño príncipe me miró: "aún es vuestro el nombre y el cántico. 
Corta mi tallo en flor".


Comentarios

  1. No es fácil comunicar un pensamiento, no resulta sencillo aislar una palabra que comunique una idea, una emoción. Así, tampoco es cómodo, enseñar una flor que en su sencillez, cuente algo que está mucho más allá de su simple presencia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ese azul de los pétalos ¡me resulta tan sugerente!
    Apresar el momento me cuentan tus bellas palabras.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hable. A cada uno, su lectura. Abrazos, Isabel.

      Eliminar
  3. Deliciosa cantata primaveral en pleno oroño.
    Un abrazo Núria

    ResponderEliminar
  4. ·.
    Preciosa y delicada imagen. Flota en otro mundo... mejor que éste.
    El poema va a juego. Todo delicadeza.
    Un beso Nuria

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay otros mundos pero están en este decía... Solo hace falta mirar, despacio. Abrazo grande, Alfonso.

      Eliminar
  5. Que bien habla la naturaleza y que bien sabes escucharla.
    Abrazo grande, Nuria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amo su lenguaje, Tejón. Su lenguaje es el nuestro pero algunos lo han olvidado. Abrazo enorme, Tejón.

      Eliminar

Publicar un comentario

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.

Entradas populares de este blog

El arte de la amistad

Podría haber escrito el temblor de tu respiración tan lejana, Daniel Faria

Te miro y no me ves, Maria do Rosário Pedreira