A mi perra Lula, in memoriam


Porque contigo aprendí 
el lenguaje 
que 
animales,
música
y poesía 
aún no han olvidado: 
gracias.

Feliz viaje, compañera.

Comentarios

  1. Lo lamento mucho Núria. Yo no tengo perro ni gato peró sé lo mucho que se hacen querer, son uno mas de la familia.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Au revoir Lula, merci pour tous ces beaux moments et ton regard. Repose en paix.

    ResponderEliminar
  3. Cuando lo siento Nuria. Cuando nos deja nuestro compañero perruno se nos queda un vacío muy grande, porque ya no tendremos lo mucho que nos dan y de manera altruista, sin pedir nada a cambio.
    Un abrazo y cuidate.

    ResponderEliminar
  4. Como te decía esta mañana, se ha ido a una cita que ya estaba programada desde hacía tiempo. Ella sabía de la puntualidad y del deber ineludible de estár alli.
    Un abrazo enorme para ti y un recuerdo para ello.

    ResponderEliminar
  5. Cuanto nos dan. Lo siento. No la olvidarás Nuria, son los amigos más leales
    Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Sé que para los que tenéis perro son momentos muy duros por los lazos que habéis creado con ellos .
    Un fuerte abrazo .

    ResponderEliminar
  7. Una mirada quieta, tal vez cansada, pero con la serenidad de que algo bueno está esperando en algún no lugar.
    Entiendo tu dolor.

    ResponderEliminar
  8. Ay, Nuria, ¡cuánto lo siento! Sé por amigas que hay que pasar un duelo porque se les coge mucho cariño. Seguro que contigo ha tenido una vida feliz y eso te debe conformar. Una música muy bella, una de mis preferidas.
    Gran abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ·.
    Hermoso 'cuento con alas'
    Lula siempre en la memoria.

    Un abrazo Nuria

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
  10. Qué lenguaje que no oyeran piedras
    guardará en sus adentros
    Lula del alma!
    Conmovedor. Sin más
    Abrazo fuerte

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.

Entradas populares de este blog

Explicación de la eternidad, José Luis Peixoto

Esperanza, Mário Quintana

Dime tu nombre ahora que perdí, Maria do Rosário Pedreira