Simone Weil : pesanteur et grâce








Comentarios

Publicar un comentario

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.

Entradas populares de este blog

Los verdaderos poemas son incendios, Vicente Huidobro

Esperanza, Mário Quintana

Carta a Josefa, mi abuela, José Saramago

Respuesta, José Hierro