lunes, 17 de octubre de 2011

Piedra, pluma, anémonas

Encontré una pluma
para escribir deseos
en el vientre fértil y húmedo
de la piedra.


Había también un diván verde,

embebido de río, donde refrescar los pies
y tumbarse a la sombra.

Un cardo dibujaba algodones
entre pinchos de bronce
y pajizos aromas.

Suave la brisa
salpicaba de amarillos
sombras y rincones.
Entre verdes y marrones

se vestían de luz las hojas

y de la piedra brotaban

círculos de rosas.

Un hocico dibujaba senderos
en la febril telaraña
de un tronco ajado de hormigas rojas.

Y entre las flores muertas
estallaban en blancos y amarillos
miríadas de anémonas.

Índigo, de imágenes y trazos.



16 comentarios:

  1. gracias Indigo, me han entrado unas ganas locas de darme un paseo por el campo para encontrar tesoros como estos, ...el sillón un poco surrealista y la pluma tricolor tiene unos gama de colores que me encantan!
    los collages son impresionantes!!! la luz, los colores las texturas .... me gusta todo!
    un abrazo,
    elena

    ResponderEliminar
  2. Quién pudiera tumbarse a pensar en ese sofá, a escuchar el fluir del agua en el rio y escribir con una taza de café humeante entre las manos.

    Perfectos versos acompañados de preciosas imágenes y fotografías, me encanta el collage del cardo; la consigues trasladar a una a un estado de tranquilidad absoluta.

    No soy nada favorable de partir los textos con imágenes ajenas a la palabra escrita pero, la verdad sea dicha, me encanta el efecto en este caso.

    Un abrazo,

    Nagore

    ResponderEliminar
  3. Unos versos precioso acompañados de las imágenes que son una delicia ..inspiran ,da vida a ese canto a la naturaleza..me encanta amigo
    saludos

    ResponderEliminar
  4. El otoño trae hermosas cartas de presentación. Y originales.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Tanto los versos como las fotos, son preciosas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Los versos son super buenos....me encanta esa parte del cardo que dibujaba algodones entre pinchos de bronce y pajizos aromas...es excelente de veras...la serie del tronco y el perro y la ultima son sublimes...un bonito post y con un resultado muy atractivo....me ha gustado que encontraras la pluma...saludos.

    Bird

    ResponderEliminar
  7. Preciosos versos para acompañar unas imagenes de ensueño.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Que delicia! Son realmente y literalmente preciosas. Con fotos así esas bonitas descripciones salen casi solas. Magnífica conjunción de poema e imágenes y a cada cual más bello con esos excelentes mosaicos. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Y me quedo con los cardos que sangran los dedos, y estallan en sangre que beben las anémonas, porque tal vez de esa fusión logre el reposo.
    Un beso querida Índigo.

    ResponderEliminar
  10. uma visão da esperança: rosas nascendo das pedras. assim, não só rosas, nem só pedras... uma mistura de naturezas.

    belas imagens!
    belas palavras!

    um abraço, querida.

    ResponderEliminar
  11. Tan sencillo, con cuatro palabras y unas fotos, se puede decir tanto...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. El perro me ha regalado una sonrisa.
    Da gusto leer y ver tu post.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Las fotos con los pensamientos son hermosas, pero me pareció bellísimo ese perro oliendo la madera. Uf.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.