miércoles, 8 de febrero de 2012

Palabra mágica, Carlos Drummond de Andrade






Cierta palabra duerme en la sombra
de un libro raro.
¿Cómo desencantarla?
Es la señal de la vida
la señal del mundo.
Voy a buscarla.

Voy a buscarla toda la vida
en el mundo entero.
Si tarda el encuentro, si no la encuentro,
no desespero,
sigo buscándola.

Sigo buscándola, y mi búsqueda
acabará siendo
mi palabra.

Carlos Drummond de Andrade, en 'Discurso de la Primavera'

 

***Índigo de las imágenes y de esta versión en castellano del poema de Carlos Drummond de Andrade que puede leerse a continuación en portugués***


Palavra mágica
Certa palavra dorme na sombra
de um livro raro.
Como desencantá-la?
É a senha da vida
a senha do mundo.
Vou procurá-la.

Vou procurá-la a vida inteira
no mundo todo.
Se tarda o encontro, se não a encontro,
não desanimo,
procuro sempre.

Procuro sempre, e minha procura
ficará sendo
minha palavra.

Carlos Drummond de Andrade, in 'Discurso da Primavera'

6 comentarios:

  1. La búsqueda acabará siendo mi palabra...Me quedo con esa frase. Abrazos amiga.

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces es asi, las palabras, como las fotos duermen sin que nadie las lea o las vea. No creo que ocurra con las tuyas, porqué cada vez son mejores.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. a busca do sentido já é um sentido encontrado para a vida. belas imagens, belo drummond.

    beijos, índigo!!

    ResponderEliminar
  4. Escuchar esas palabras con el suave sonido de ese idioma tan bello, debe ser hermoso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Os poemas de Carlos Drummond são sempre magníficos. E as tuas fotos belas. Onde é? Lembrou-me Amesterdão.
    Abraço Índigo

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con la primera...la sepia...es preciosa indigo...las palabras cuestan de llegar...pero cuando ello sucede...que maravilla para nuestros oidos y que dulce sinfonia de sensaciones corroe hasta el ultimo poro de nuestra piel....un abrazo y cuidate.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.