viernes, 24 de mayo de 2013

Castelo dos Mouros: fin






















Castelo dos Mouros, Sintra: oro et laboro.




©Índigo – 2013 (nuria p. serrano) de imágenes y trazos.

14 comentarios:

  1. Espectaculares imagenes Nuria, interesante lugar me imagino que cargado de historias.

    ResponderEliminar
  2. Me quiero morir en un torreón, uno alto, para que mis bajezas no se vean desde las estrellas.

    Beso.

    ResponderEliminar
  3. GUAU! QUÉ IMÁGENES!!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  4. Me gustan mucho estas "miradas" sobre este Castelo dos Mouros y muy especialmente la cuarta con este precioso enmarcado natural.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es un itinerario precioso,muy evocador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Maravillosas fotos de este interesante lugar, excelentes encuadres! Besos.

    ResponderEliminar

  7. Gracias por traer esas imágenes a mi memoria. Has hecho una estupenda colección de fotografías.

    · un abrazo

    · LMA · & · CR ·


    ResponderEliminar
  8. Vaya viajecito que te hiciste.
    Un lugar en el que descansar y perder de vista la gran ciudad y sus avatares.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Sabes... cada vez que estoy en un sitio y me dispongo a hacer una fotografia pienso ¿Cómo la haria Indigo?¿Qué captaria? Pero no cuela.
    Precioso recorrido el que nos haces a través de tus imágenes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muy bonito el encuadre a través de la ventana, éstos siempre me han atraído de una forma especial. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Fantastico lugar y extraordinarias imagenes!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Debe ser una aventura ir descubriendo los tesoros que nos dejaron nuestros antepasados. Bonito el viaje que nos has regalado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Una fortaleza preciosa en mitad de un maravilloso paraje, Besos!

    ResponderEliminar
  14. Gracias por tan buenos recuerdos.Buenas miradas.Me quedo con la 4 y la 5 :))
    Un beso.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.