miércoles, 28 de septiembre de 2016

Hilo dorado


Con la espuma de los días haré un hilo dorado como aquel de la fuente. ¿Recuerdas? Ese hilo de nogales.

Con la espuma de los días en las yemas de mis dedos tejeré. Tejeré en la urdimbre de lo más pequeño: lo que pocos oyen, lo que pocos ven, lo que apenas los espíritus libres husmean en las horas locas del sueño. Ese tránsito en neblina de lo bello.

Y el hilo poblará mi frente. Y yo tejeré. Y la fuente y el nogal tejerán también. Tú aún no lo sabes. Y, aunque aún no has venido, llegarás. Y, aunque no quieras irte, te irás. Como tantas otras. Como tantos otros. Y engarzado en la trama de lo bello quedarás.


Trazos e imagen: nuria p. serrano, Índigo Horizonte 2016.
Primera edición de esta entrada: Índigo Horizonte 2011.


7 comentarios:

  1. Siempre me gustó la metáfora del hilo, tirar de él o de ellos, para luego iniciar la urdimbre, en definitiva crear algo.
    Hay tanto de donde tirar...
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. *porque la hora nunca halla tiempo inútil que esquivar. Y ahí se le entrelazan rosas
    más que espinas
    y dulzores
    más que acíbar
    *porque no es sino en tejiendo como al oro hilado le enrasa el cielo*
    [con horizontes teñidos índigo
    il n'y reste que l'heure exquise!]

    por siempre Philippe

    bss

    ResponderEliminar
  3. Un reflejo maravilloso que acompañado de la voz de Jaroussky se convierte en equisito!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Reflejo y banda sonora de lujo para la entrada.
    Iremos tirando suavecito del hilo para que no se rompa.
    Contento de volver tu casa y disfrutar de tus tomas, amiga.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ... y se ira demostrando en los resultados de mi tejer que no hay vacío se si sabe tejer con la punta de aquellas agujas imaginarias que atan libremente, que unen para las distancias, que respetan las diferencias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. La belleza se ha de tejer con hilos que solo un buen artesano sabe y conoce. Cada cabo se unirá a otro, formando un nudo hasta formar una trama con tinte de sus tribulaciones, sueños y dolores varios...Pocos comprenderán lo que allí se verá tejido. Pocos conocerán su lenguaje. Pocos muy pocos.
    Precioso mi querida Nuria, solo un alma de poeta como la tuya, puede escribir y visualizar imágenes tan profundas y bellas.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  7. Que podamos seguir tirando de ese hilo dorado y tejer bien para guardar la belleza muy dentro.
    Precioso Nuria!!
    Besos.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.