sábado, 3 de junio de 2017

Ascesis, Daniel Faria



Hay quienes yacen sobre la hierba
como sombras que duermen sobre túmulos.
Tú, en cambio, duermes sobre la muerte
la larga ausencia que hay dentro de los poemas.

Traducción e imagen: nuria p. serrano, ÍndigoHorizonte 2017

Poema original de Daniel Faria. Se puede leer en portugués en Daniel Faria, Poesía, Edición de Vera Vouga, Assírio & Alvim, ISBN 978-972-0-79507-2. Y en Ediciones Sígueme, podéis encontrar tres de sus libros traducidos al castellano por Luís María Marina: De los líquidos, Explicación de los árboles y otros animales y Hombres que son como lugares mal situados

No es la primera vez que traigo aquí mis traducciones de Daniel Faria (1971-1999), esa gran voz de la lírica portuguesa. Portugal es el país invitado de la feria del libro de Madrid y Daniel Faria uno de sus protagonistas. Para celebrarlo, hasta el 11 de junio, iré trayendo aquí algunos de los autores portugueses que me han conmovido lo suficiente como para traducirlos. Hoy, Daniel Faria: una razón más para descubrir Portugal. Y para leerlo.



6 comentarios:

  1. Me encanta que nos descubras Portugal.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Excelentes diagonales!
    Un abrazo Núria

    ResponderEliminar
  3. Me gustan las palabras que embellecen aún más, como hojas que cuelgan, las ramas desnudas en invierno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Son ramas primaverales, Isabel. Las ramas de un árbol sin vida que hunde sus raíces en un pantano cercano. Antes, sus ramas estaban cubiertas por el agua. La sequía las ha dejado al descubierto. Era un día gris de esta primavera agostada que estamos teniendo.

    ResponderEliminar
  5. Una imagen cruda y dura por la forma tortuosa y la desnudez yerma.

    Y un texto que casa bien con ella, aunque a mi parecer se ausentó un acento que quizá yace sobre la hierba, dormitando...

    Un beso Nuria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, bailó una tilde que ahora ya está donde debe estar. Gracias, Manel.

      Eliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.