domingo, 13 de febrero de 2011

Corpo no mar, Cecília Meireles



En agradecimiento a Tania


Cuerpo en la mar


Agua densa del sueño, ¿quién navega?
Contra las auroras, contra las bahías:
barca inmóvil, estrella ciega.

Bate el viento en la vela y no la cimbrea.
- ¡No fue por mí!

Se partirán los amarres, rodarán los mástiles,
los remos se adentrarán en  la arena...

Se torcerán los remos, y trazarán raíces.
- Inútil forzarlos – se arrastran, huyen
en la sombra secreta de eternos países...

¡Se tornó la vela en nube clara!
Llorarán mis ojos, mis manos correrán...
- ¡Alto y lejos! – No fue por mí...

Y apenas para
un cuerpo en la barca vacía,
a merced de las metamorfosis,
ojos vertiendo melancolía...

El viento sopla en el corazón.

¡Adiós a todos los meridianos!
Yago yo en un ataud cajón.

¡Ah! sobrevive el mar en mi oído...
«¡Marinero! ¡Marinero!»

(Islas... Pájaros... Puertos... – ese ruido,
- ¡El mar... El mar!... ¡El mar entero!...)

¡Mas es tiempo perdido!

Índigo (nuria p.serrano) de las imágenes y de esta versión de un poema de Cecília Meireles, Viagem, 1939.


5 comentarios:

  1. a vida que foi se eternizar no mar da poesia... amo cecília. bom dia, índigo! beijinho.

    ResponderEliminar
  2. Fico tão feliz que tenha gostado de Cecília Meireles, seus versos me comovem há tanto tempo.

    E a sua tradução é, como sempre, muito sensível, feita com alma lírica.

    Uma bonita semana para você, querida Indigo.

    E abraços!

    ResponderEliminar
  3. Acabo de descubrir tú blog, con tú permiso me quedo un ratito por aquí, te volvere a visitar. Un saludo
    http://fotos-trini.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Un estupendo poema sobre la vida y la naturaleza, a veces olvidamos que nosotros también pertenecemos al medio natural y este poema nos lo recuerda de una forma exquisita. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Bonito blog el que tienes....muy calido.

    Seguro volveré.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.