miércoles, 24 de abril de 2013

Christian Bobin, l´homme joie






 Escribir es dibujar una puerta en una pared infranqueable y, luego, abrirla.


La mayoría, cuando ve un milagro, se tapa los ojos.



Los muertos son personas extrañas. Sus párpados pesan como piedras de monasterio. Parecen cautivos de una lectura para nosotros insondable.


 La lisura del poema era tal que tras su lectura ya no sentía mi cuerpo.


 El silencio, ese regalo de los ángeles que ya no queremos, que ya no intentamos abrir.










©Índigo-2013 (nuria p. serrano) de las imágenes y de la traducción de estos extractos del libro de Christian Bobin que pueden leerse en el original en francés en l’homme joie, ISBN: 978-2-91336-645-9, Éditions L’Iconoclaste, Paris, 2012.

15 comentarios:


  1. Bien escogidos los extractos y buenas fotos pra acompañarlos... una sinfonía amarilla.

    · Saludos

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  2. Entre verso y verso para calma del alma veo que este año el vino se lo está bebiendo la tierra..

    ResponderEliminar
  3. Unos magníficos "cortes" literarios estupenda y acertadísimamente ilustrados.
    Un abrazo Núria

    ResponderEliminar
  4. Ilustraciones y textos adecuados bellamente.
    Un abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Deliciosas fotos de este inicio de primavera, están a punto de explotar las amapolas y redoblar el punto de belleza. Ese libro lo he de leer, pero en castellano, pues soy terriblemente malo con el francés y con cualquier idioma. Besos.

    ResponderEliminar
  6. hermosas fotografías como siempre!!!
    me gustó la imágen de los muertos con los párpados pesados leyendo... una lectura eterna y pasiva.

    ResponderEliminar
  7. FRAGMENTOS E IMÁGENES: FASCINANTES!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  8. Preciosa serie. Me encanta cómo combinas el amarillo de las flores con el azul del cielo. Unos paisajes lindos de verdad. Un abrazo, Nuria.

    ResponderEliminar


  9. Qué bonitas frases. No conocía al autor.
    Y obviamente, lindas fotos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Eres necesaria, como la vida...
    Nuria, gracias...
    Sigo degustando tu trabajo...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. “La lisura del poema era tal que tras su lectura ya no sentía mi cuerpo”
    Eso me pasa con tus imágenes, con tu arte, con tu blog.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Para reflexionar deade luego, yo si quiero el silencio y lo adoro. Besicos

    ResponderEliminar
  13. Cuando me muera me gustaría me sacaras una foto. Para el asco de las montañas.

    Beso.

    ResponderEliminar
  14. Un placer el silencio, disfrutarlo, incluso escucharlo ... para un urbanita es casi un lujo exótico. Buena selección de fotos que nos hablan de esa tranquilidad necesaria
    Un abrazo y buen fin de semana Nuria

    ResponderEliminar
  15. Escribir es dibujar una puerta en una pared infranqueable y, luego, abrirla.
    Eso es lo que hacen tus imágenes ayudarnos a abrirlas y a recrearnos en ellas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.