viernes, 3 de febrero de 2012

Bramido en blanco y negro



Sólo musitó un deseo: ¡desnúdame!
Atónita, ante este bramido inesperado,
no supe qué decir, ni cómo hacer.



Desconcertada, tomé la cámara
y, desde mi refugio, disparé
para marcharme después.

Índigo, de trazos e imagen.

9 comentarios:

  1. Bonita foto para disparar sin salir del refugio. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Has dejado bien claro que los sentimientos, a veces, son fotografiables.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es un pueblo precioso y desnudo de aceras.

    Lo has retratado muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Una foto y un sitio espectaculares...¿ Dónde es ? Abrazos amigo.

    ResponderEliminar
  5. Hay bramidos que nos dejan sin palabras. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Tremendo el texto...pero los gritos al cielo no evocan mas pasion que la vida en si misma....la naturalidad en decir las cosas y la contribucion a la predisposicion de hacer o deshacer...todo es una cuestion de deseo ..todo.

    Preciosa foto...y no te marches que el cielo esta en calma...cuidate y buen finde indigo.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen blanco y negro y preciosa frase.
    Un beso

    ResponderEliminar

Un espacio para tu emoción, tus trazos. O tu silencio.